¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

domingo, 11 de febrero de 2018

Subvención de $11 Millones para Estudiar la Edición de Genes para Eliminar el Reservorio Latente del VIH

Los investigadores manipularán genéticamente las células CD4 de los participantes, inhabilitando la unión del virus.

Una subvención de $11 millones de los Institutos Nacionales de Salud financiará un estudio que utiliza células CD4 genéticamente editadas para erradicar reservorios de VIH latentes y también aumentar los recuentos de CD4, según un comunicado de prensa de Sangamo Therapeutics.

Sangamo, que se especializa en terapias genómicas, proporcionará los materiales, el equipo y la experiencia en fabricación para el estudio.

El investigador principal del ensayo clínico será Rafick-Pierre Sekaly, PhD, de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland.

Los medicamentos antirretrovirales actuales pueden ayudar a las personas que viven con el VIH a alcanzar un nivel indetectable de virus, pero los medicamentos no pueden curar el VIH porque el virus permanece inactivo en lo que se llama reservorios latentes del VIH; si se detiene el tratamiento, el virus inactivo se activa y se replica.

Como tal, se cree que encontrar una forma de erradicar los reservorios latentes y aumentar los recuentos de CD4 podría conducir a una cura.

El nuevo estudio involucrará a 30 participantes. Los investigadores tomarán las células CD4 de la sangre de 20 participantes y utilizarán una técnica de edición de genes llamada Nucleasa de dedos de zinc para "noquear" el gen CCR5 de las células, lo que significa que las CD4 no tendrán receptores CCR5.

En la mayoría de los casos, el VIH se adhiere a las células CD4 a través de estos receptores, por lo que su eliminación significa que las células no pueden ser infectadas por el virus. (Los CD4 son un tipo de célula T, un glóbulo blanco activo en la respuesta inmune del cuerpo; reciben su nombre de la glándula del timo, donde se producen).

A continuación, los investigadores desarrollarán las nuevas células CD4 modificadas genéticamente y las volverán a infundir en los pacientes.

(Los otros 10 participantes recibirán una infusión de células no modificadas).

Según el comunicado de prensa, el trabajo anterior de Sangamo con células CD4 editadas por CCR5 mostró que el proceso causó un aumento sostenido en los recuentos de CD4 y una reducción significativa del reservorio de VIH.

"Para los pacientes con VIH, los nuevos tratamientos para erradicar permanentemente el depósito de VIH latente y aumentar los recuentos de células T CD4+ -que potencialmente conducen a una cura- son una importante necesidad no satisfecha", dijo Sekaly en el comunicado de prensa.

Agregó que un gran subconjunto de personas que viven con el VIH y en tratamiento "no logra un rebote sostenido en los recuentos de células T, lo que lleva a elevaciones crónicas de la inflamación con mayores riesgos de cáncer y otras enfermedades".

Matt Sharp, un sobreviviente y activista del SIDA a largo plazo, participó en el primer ensayo de seguridad de Sangamo para su terapia genética.

Escribiendo en Facebook, contó su experiencia y abogó por este logro en la investigación del SIDA.

"Una duplicación de las células CD4 después de 30 años fue notable", escribió.

"Empecé a preguntar a todos ... si las personas en el ensayo podrían tener una segunda infusión.

Es posible que mis compañeros participantes y yo nunca obtengamos una segunda infusión de SB-728 [como se llaman las células T editadas por CCR5].

Sin embargo, ahora después de todos estos años, los activistas del tratamiento del SIDA y los investigadores de curación de todo el país trabajaron juntos para finalmente convencer a la FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos], Sangamo y otros científicos de que esta segunda prueba debería realizarse".




Website Cision PR Newswire:

Amenaza de Gonorrea Resistente a los Medicamentos en China También

Investigadores chinos han agregado sus voces al coro mundial advirtiendo que la ITS muestra signos crecientes de resistencia a los antibióticos.

Las cepas de gonorrea que circulan en China muestran cada vez más signos de resistencia emergente a los dos únicos antibióticos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para tratar la infección de transmisión sexual común (ITS).

Un nuevo documento científico que identifica esta tendencia se une a numerosos investigadores y funcionarios de salud de todo el mundo, incluso en los Estados Unidos, en la advertencia de que la gonorrea no tratable puede comenzar pronto a extenderse.

Nuevos antibióticos están en desarrollo; sin embargo, dos preguntas acuciantes se ciernen sobre tal investigación: ¿Serán estos tratamientos seguros y efectivos para el tratamiento de la gonorrea?

¿Y los nuevos antibióticos llegarán al mercado a tiempo para evitar las cepas emergentes de la ITS que se muestren resistentes a todos los antibióticos disponibles?

A lo largo de la historia del tratamiento con antibióticos para la gonorrea, la ITS ha desarrollado resistencia a todos estos tratamientos.

Actualmente, el único tratamiento recomendado es una terapia dual con Azitromicina y Ceftriaxona.

Publicando sus hallazgos en PLOS Medicine, los investigadores analizaron los datos de 3.849 aislados de gonorrea tomados entre 2013 y 2016 de individuos infectados que viven en siete provincias en China.

Un total de 18.6 por ciento de los aislamientos de gonorrea analizados en este nuevo estudio fueron resistentes a la Azitromicina, y 10.8 por ciento mostraron una menor susceptibilidad a la Ceftriaxona.

(La disminución de la susceptibilidad es una señal de que una cepa de una ITS puede progresar y volverse resistente a un antibiótico).

En 2013, el 1,9 por ciento de los aislados de gonorrea eran resistentes a la Azitromicina y tenían una menor susceptibilidad a la Ceftriaxona.

Para 2016, esta cifra había aumentado a 3.3 por ciento. Este aumento fue estadísticamente significativo, lo que significa que no es probable que haya sido impulsado por el azar.

El hecho de que una ITS sea resistente a ciertos antibióticos no necesariamente significa que no es tratable.

Sin embargo, la creciente tasa de gonorrea resistente a doble anticuerpo ha llevado a los autores del estudio a proyectar que la Azitromicina y la Ceftriaxona pueden finalmente resultar ineficaces contra la gonorrea en China.




Website EurekAlert!:

Website PLoS Medicine:

Muchas Personas que se Inyectan Drogas corren el Riesgo de Contraer el VIH y la Hepatitis C

El CDC insta a una mayor acción frente a la epidemia de opiáceos para evitar la transmisión de estos virus en la población de drogas inyectables.

A medida que la epidemia de opiáceos se recrudece, la población de las personas que se inyectan drogas (PWID) en EE. UU.

Necesita considerablemente mayores esfuerzos para ayudar a mitigar su riesgo de contraer el VIH y el virus de la hepatitis C (VHC).

Un nuevo informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) destaca las preocupantes disparidades regionales y raciales en la prevalencia y el riesgo del VIH en esta población y enfatiza la necesidad de una mayor acción para prevenir la transmisión del VIH y el VHC.

Al publicar sus hallazgos en el Morbidity and Mortality Weekly Report, los investigadores de los CDC analizaron los datos de la encuesta nacional de vigilancia del comportamiento del VIH de la agencia.

Cada tres años, la NHBS realiza encuestas de PID en 20 áreas metropolitanas principales para analizar su riesgo de VIH.

El uso de drogas inyectables también es un factor de riesgo importante para el VHC, aunque la hepatitis C no es un enfoque principal de este análisis particular de los CDC.

En comparación con el VIH, el VHC transmite mucho más fácilmente a través del intercambio de jeringas y otros artículos relacionados con las drogas y es mucho más frecuente entre los PWID.

Los participantes de PWID en la NHBS son evaluados para detectar el VIH como parte de la encuesta y se les pregunta sobre varios comportamientos que tuvieron durante los últimos 12 meses.

La encuesta de 2015 incluyó datos suficientes para el nuevo análisis en 10.348 PID.

Un total de 709 de ellos (6.9 por ciento) resultaron positivos para el VIH, mientras que el resto dieron positivo al VIH.

En consecuencia, los investigadores de CDC estimaron que el 7 por ciento de las poblaciones de PWID en las 20 áreas urbanas viven con el virus.

El 11% de los participantes negros eran VIH positivos, en comparación con el 6% de los blancos.

La prevalencia del virus fue mayor entre los que vivían en el sur (10 por ciento) que entre los del medio oeste (3 por ciento) y noreste (5 por ciento).

Entre los PWID masculinos que informaron tener relaciones sexuales con al menos otro hombre durante el año anterior, el 24 por ciento vivían con el VIH.

Entre los 9.639 participantes que dieron negativo al VIH, el 27 por ciento informó haber usado jeringas previamente utilizadas por otra persona (conocida como compartir jeringa receptiva), el 67 por ciento informó haber tenido sexo vaginal sin condón, el 22 por ciento informó tener relaciones anales sin condón con alguien del sexo opuesto y el 45 por ciento reportó tener más de una pareja sexual heterosexual.

Treinta y nueve por ciento de los encuestados blancos con VIH negativo informaron compartir jeringas receptivas, en comparación con el 24 por ciento de los latinos y el 17 por ciento de los negros en este grupo.

Un respectivo 61 por ciento, 45 por ciento y 41 por ciento de estos tres grupos raciales informaron haber compartido otros equipos de inyección.

Un respectivo 74 por ciento y 25 por ciento de los blancos sin VIH reportaron sexo vaginal y anal sin condón, en comparación con un 62 por ciento y 17 por ciento de los negros en esta categoría.

Durante los 12 meses previos, el 58 por ciento de las personas VIH-negativas se hicieron la prueba del VIH, el 26 por ciento había participado en alguna intervención conductual para mitigar el riesgo del virus, el 52 por ciento había recibido jeringas de un programa de intercambio de jeringas y el 34 por ciento recibió todas sus jeringas de fuentes que proporcionan materiales estériles para el uso de drogas.

Ochenta y dos por ciento de los encuestados alguna vez han sido evaluados para detectar el VHC.

Durante los últimos 12 meses, el 51 por ciento de las personas blancas se hicieron la prueba del VIH, en comparación con el 65 por ciento de los negros y el 62 por ciento de los latinos en este grupo.

Treinta y seis por ciento de las personas VIH-negativas en el sur obtuvieron jeringas de un programa de intercambio de jeringas, en comparación con el 61 por ciento en el noreste, el 50 por ciento en el medio oeste y el 66 por ciento en el oeste.

El veintiséis por ciento de aquellos en el sur obtuvieron todas sus jeringas de una fuente estéril, en comparación con el 28 por ciento en el oeste, el 44 por ciento en el noreste y el 43 por ciento en el medio oeste.

Los encuestados que tenían seguro de salud tenían más probabilidades de haberse realizado la prueba de VIH durante los últimos 12 meses (el 61 por ciento de este grupo lo hizo), en comparación con aquellos que no tenían seguro de salud (47 por ciento).

Las proporciones respectivas de aquellos con y sin seguro de salud que fueron evaluados para detectar el VHC durante los 12 meses previos fueron 85 por ciento y 70 por ciento.

Y las proporciones respectivas de aquellos con y sin seguro de salud que participaron en una intervención conductual para reducir el riesgo de VIH fueron del 28 y el 15 por ciento.

"Este análisis destaca la necesidad continua de reducción de riesgos y servicios de prevención del VIH entre las personas que se inyectan drogas", escriben los autores del informe.  

"Solo la mitad de las personas que se inyectaban drogas usaban programas de servicios de jeringas y solo un tercio obtenía sus jeringas exclusivamente de fuentes estériles.

"El acceso a equipos estériles de inyección y preparación de medicamentos es fundamental para la prevención de infecciones por VIH entre las personas que se inyectan drogas", continúa el informe.

"Aunque el acceso a las jeringas a través de los programas de servicios de jeringas ha aumentado en los Estados Unidos, el suministro disponible es probablemente insuficiente para satisfacer la demanda, y muchas áreas continúan careciendo de acceso a estos servicios.

"La reciente epidemia de uso de opiáceos aumenta el potencial de brotes de VIH entre personas que se inyectan drogas, particularmente en áreas con servicios de prevención limitados para personas que se inyectan drogas.

Por lo tanto, la falta de respuesta adecuada a esta brecha de prevención podría revertir los éxitos anteriores en la reducción de la infección por VIH entre las personas que se inyectan drogas ".



Website Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR):

A Medida que el Uso de PrEP Aumenta entre los Hombres en California, las Disparidades Raciales Persisten

Además, a pesar de su alta tasa de VIH, es mucho menos probable que los hombres jóvenes tomen PrEP que sus compañeros mayores.

El uso de la profilaxis previa a la exposición (PrEP) se ha expandido rápidamente en los últimos años entre los beneficiarios del sistema de Medicaid de California, conocido como Medi-Cal.

Siguiendo las tendencias observadas en todo el país, los hombres blancos mayores de 25 años son la población predominante que usa Truvada (Tenofovir disoproxil fumarato / Emtricitabina) como prevención para el VIH.

Presumiblemente, la gran mayoría de los usuarios de PrEP son hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

Dado el hecho de que los hombres negros y latinos van a la zaga de sus contrapartes blancos en la adopción de PrEP, las disparidades raciales en el uso de la píldora de prevención preparan el terreno para posiblemente ampliar las tasas de transmisión del VIH existentes.

En California, como en todo el país, Black MSM como un subgrupo tiene la tasa más alta de nuevos diagnósticos de VIH.

Investigadores de los Centros de Investigación sobre Políticas de VIH / SIDA de California han publicado un nuevo informe sobre la adopción de PrEP entre los beneficiarios de Medi-Cal en California.

Ellos extrajeron sus datos de la División de Beneficios de Farmacias y Administración de Información del Departamento de Servicios de Atención Médica de California.

Los investigadores analizaron el uso de PrEP entre la población del estado de Medi-Cal entre 2012 (PrEP se aprobó en julio de ese año) y 2016.

Concentraron gran parte de su análisis en períodos semestrales comenzando en la segunda mitad de 2013 y continuando hasta la segunda la mitad de 2016.

La gran expansión de la elegibilidad de Medicaid de la Ley de Asistencia Asequible (ACA o Obamacare) comenzó en enero de 2014 y dio como resultado una gran afluencia de beneficiarios a Medi-Cal.

(En los estados que amplían Medicaid según la ACA, aquellos con un ingreso inferior al 138 por ciento del nivel de pobreza federal son elegibles).

El sistema de seguro público de California hizo más fácil el acceso a PrEP para los beneficiarios en abril de 2014 mediante la eliminación de una restricción que exigía que los proveedores de atención médica obtuvieran la autorización previa de una receta para Truvada para la prevención del VIH.

Durante la primera mitad de 2012, Medi-Cal tuvo solo 79 beneficiarios de PrEP, una cifra que aumentó a 3.295 para fines de 2016, por un aumento de 25 veces en la tasa de inscritos en Medi-Cal que reciben Truvada como prevención: de 9 a 228 por millón de inscritos.

La PrEP se ha vuelto especialmente popular en San Francisco, de acuerdo con una comparación de las tendencias de uso de PrEP en las tres ciudades más grandes de California.

Entre finales de 2013 y finales de 2016, el número de beneficiarios de Medi-Cal PrEP en Los Ángeles aumentó de 33 a 1.246, para un aumento de la tasa de 13 a 311 por millón de inscritos, un aumento de 24 veces.

Entre 2012 y 2013, el número de beneficiarios de PrEP en San Francisco fue inferior a 10 durante cada semestre y para finales de 2016 había aumentado a 548, con un aumento de 32 veces en la tasa de uso, de 77 a 2,487 por millón de inscritos.

En el Condado de San Diego, el número de beneficiarios de PrEP generalmente era inferior a 10 por medio año entre 2012 y mediados de 2014.

Entre finales de 2014 y finales de 2016, la tasa de uso de PrEP en San Diego aumentó 10 veces, de 43.5 a 443 por millón de inscritos.

La tasa de uso de PrEP entre los inscritos en Medi-Cal aumentó de 8.5 y 17.4 por cada millón de inscritos en áreas rurales y urbanas a fines de 2014 a 104 y 253 por cada millón de inscritos, un aumento respectivo de 12 y 15 veces.

La tasa de uso de PrEP aumentó mucho más rápidamente entre los hombres que entre las mujeres.

Entre finales de 2013 y finales de 2016, la tasa respectiva de uso de PrEP entre hombres y mujeres aumentó de 12.9 y 6.9 por millón de inscriptos a 450 y 34.8 por millón de inscritos, un aumento respectivo de 34 y 4 veces.

A fines de 2013, la tasa de uso por millón de inscritos era de 16.6 entre los blancos, 14.6 entre los negros, 3.4 entre los latinos, 25.9 entre los asiáticos y 11.7 entre los de "otras" razas.

Estas tasas de uso por millón de inscritos aumentaron a 447 entre los blancos (un aumento de 27 veces), 282 entre los negros (aumento de 19 veces), 106 entre los latinos (aumento de 31 veces), 229 entre los asiáticos (aumento de 9 veces) y 306 entre los de "otras" razas (aumento de 26 veces).

Al desglosar las estadísticas por edad, el uso de PrEP siguió una curva de campana sesgada en la que solo hubo un uso modesto entre los menores de 25 años y un uso considerable entre los de 25 a 34 años, con tasas de uso de PrEP que declinan constantemente en los grupos de mayor edad.

Los investigadores no produjeron una cifra para el uso de PrEP entre los 13 a 24 años de edad a finales de 2014; pero a finales de 2016, este grupo tenía una tasa de uso de PrEP de 153 por millón de inscritos.

Aquellos entre las edades de 55 y 64 tenían una tasa de uso de PrEP de 70.7 por millón de inscritos al final de 2013; el informe no proporcionó una cifra correspondiente para el final de 2016.





Website California HIV/AIDS Research Centers:

Iniciar los Medicamentos contra el VIH Antes de que la Concepción Aumente el Riesgo de Insuficiencia Ponderal en los Recién Nacidos

Sin embargo, los beneficios del tratamiento del VIH tanto para la madre como para el feto superan con creces dicho riesgo.

Las mujeres que viven con el VIH que comienzan el tratamiento antirretroviral antes de concebir un hijo, en comparación con las que comienzan con antirretrovirales después, tienen un mayor riesgo de dar a luz un bebé que es pequeño para la edad gestacional (SGA), informa Aidsmap.

Sin embargo, los beneficios del tratamiento del VIH tanto para las mujeres embarazadas como para sus bebés por nacer (los ARV previenen la transmisión del virus de madre a hijo) superan con creces esos riesgos.

Publicando sus hallazgos en PLoS ONE, los investigadores en los Países Bajos realizaron un estudio retrospectivo de 1.022 mujeres VIH-positivas que dieron a luz entre 1997 y 2015.

Compararon los resultados del nacimiento de estas mujeres con las de un grupo de mujeres VIH-negativas de origen subsahariano que vivían en Rotterdam.

Los recién nacidos se consideran SGA si están por debajo del percentil 10 de peso en función de qué tan avanzado estuvieron sus madres durante el embarazo cuando dieron a luz.

Como señalan los autores del estudio, "la restricción del crecimiento fetal, que resulta en SGA, es una afección grave con aumento [de enfermedad y muerte], que incluye retraso del Neurodesarrollo, así como [presión arterial alta], obesidad y [diabetes] en la adultez".

El análisis de los investigadores se centró en 1.392 nacimientos no gemelos entre las mujeres VIH-positivas. Un total de 550 de las madres de estos bebés comenzaron ARV antes de la concepción.

Alrededor del 24 por ciento de los bebés de madres VIH-positivas eran SGA, en comparación con el 1,4 por ciento del grupo de comparación VIH-negativo.

Entre las mujeres VIH-positivas, la tasa de bebés que nacieron SGA fue del 27 por ciento entre los que comenzaron con ARV antes de la concepción y del 22 por ciento entre los que comenzaron después.

Esta diferencia fue estadísticamente significativa, lo que significa que es poco probable que haya sido impulsada por el azar.

Después de ajustar los datos para varios factores, los investigadores encontraron que comenzar ARV antes de la concepción, en comparación con comenzar después, se asociaba con un 35 por ciento más de riesgo de que un bebé naciera SGA.

Cuando los autores del estudio analizaron sus datos de acuerdo con la clase de medicamentos antirretrovirales que tomaron las mujeres, encontraron que solo había una diferencia estadísticamente significativa en el riesgo de PEG entre quienes tomaban inhibidores de la proteasa.

Las mujeres que tomaron esta clase de medicamento antes de la concepción tuvieron un 49 por ciento más de riesgo de dar a luz a un bebé con SGA en comparación con las mujeres que comenzaron con los inhibidores de la proteasa después de la concepción.

Se necesita más investigación para analizar la asociación de varias clases de medicamentos antirretrovirales y los resultados del nacimiento y para determinar los regímenes preferidos para mujeres VIH-positivas individuales en edad fértil.

Los recién nacidos VIH-positivos de las mujeres tenían una mediana de 0,73 libras más ligero que las mujeres VIH-negativas.




Website Aidsmap:

Website PLoS ONE:

La FDA Aprueba el Régimen de VIH de una Tableta de Gilead: Biktarvy

El régimen de una vez al día incluye el inhibidor de integrasa Bictegravir más el contenido de Descovy (Emtricitabina / Tenofovir Alafenamida).

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado el muy esperado régimen de combinación de Biktarvy (Bictegravir / Emtricitabina / Tenofovir Alafenamida) de Gilead Sciences.

La tableta de una vez al día contiene el nuevo inhibidor de integrasa Bictegravir más los dos Inhibidores de la Transcriptasa Inversa de Nucleósido / nucleótido (NRTI) incluidos en Descovy (Emtricitabina / Tenofovir Alafenamida).

En términos de tamaño, Biktarvy ahora se convierte en el régimen antirretroviral de comprimido único (ARV) más pequeño basado en inhibidores de integrasa en el mercado actual.

El régimen se comportó bien en ensayos clínicos sobre medidas de seguridad y tolerabilidad, así como sobre la aparición de virus resistentes a los medicamentos.

La FDA ha otorgado específicamente la aprobación para el uso de Biktarvy entre adultos que están comenzando el tratamiento del VIH por primera vez o que están cambiando de un régimen de ARV efectivo y que: han tenido una carga viral completamente suprimida (por debajo de 50) durante al menos tres meses; no tienen historial de falla en el tratamiento del VIH; y no tienen evidencia de mutaciones en sus virus que estén asociadas con la resistencia a los tres ARV incluidos en la tableta.

El nuevo régimen de Gilead ha recibido una advertencia de recuadro negro, el nivel de precaución más alto de la FDA, con respecto al potencial para aquellos que tienen VIH y virus de la hepatitis B (VHB) de experimentar exacerbaciones agudas graves de la hepatitis B después de salir de Biktarvy.

Los médicos deben controlar de cerca la función hepática de las personas con VIH y VHB después de suspender Biktarvy, manteniendo este ojo vigilante durante al menos varios meses.

Según Gilead, "si corresponde, la terapia contra la hepatitis B puede estar justificada".

Esta advertencia se basa en los resultados de la investigación con respecto a las personas con VIH y VHB que interrumpieron los regímenes de ARV que contienen Tenofovir disoproxil fumarato y Emtricitabina.

Tenofovir disoproxil fumarato, o TDF, es la versión anterior del ARV Tenofovir Alafenamida, o TAF, que se incluye en Biktarvy junto con Emtricitabina.

(Las investigaciones indican que el TAF es más seguro para los huesos y los riñones que el TDF).

Teniendo en cuenta todo esto, antes de prescribir a los pacientes Biktarvy, los profesionales de la salud deben analizar el virus de la hepatitis B (VHB) y también evaluar su función renal en ese momento y controlar la función del órgano durante el tratamiento con Biktarvy.

La aprobación regulatoria de Biktarvy se basó en los datos de cuatro ensayos en curso de Fase III del régimen, incluidos los Estudios 1489 y 1490, que incluyen a quienes iniciaron el tratamiento del VIH por primera vez, y los Estudios 1844 y 1878, que incluyen aquellos que comenzaron el estudio con un carga viral totalmente suprimida como resultado de tomar un régimen diferente de ARV.

En conjunto, estos estudios están poblados por un grupo diverso de 2,415 personas que viven con el VIH, incluyendo una amplia franja de edad, así como una importante representación de individuos no blancos.

Los estudios se orientaron principalmente para determinar si Biktarvy suprimió el VIH a tasas comparables con otros regímenes de ARV después de 48 semanas de tratamiento; en este aspecto, el régimen tuvo éxito en los cuatro ensayos.

Por lo tanto Biktarvy se determinó no inferior, o tan eficaz como, a los otros regímenes.

Además, para la marca de 48 semanas, ninguno de los tratados con Biktarvy vio que su virus desarrollaba resistencia al tratamiento, ni ningún participante dejó de tomar el régimen debido a eventos adversos relacionados con la salud del riñón.

Los eventos adversos de salud más comunes informados en los ensayos fueron diarrea, náuseas y dolor de cabeza, que ocurrieron en un 6 por ciento, 5 por ciento y 5 por ciento respectivo de los participantes en el estudio.

En el estudio 1489, 629 adultos que comenzaron el tratamiento del VIH por primera vez se aleatorizaron de forma pareja para recibir Biktarvy o Triumeq (Dolutegravir / Abacavir / Lamivudina).

Después de 48 semanas de tratamiento, la proporción respectiva de cada grupo que tenía una carga viral completamente suprimida fue del 92.4 por ciento y 93 por ciento.

En el Estudio 1490, se asignaron al azar a 645 personas que habían recibido tratamiento por primera vez para recibir Biktarvy o Tivicay (Dolutegravir) más Descovy (Emtricitabina / Tenofovir Alafenamida).

(En otras palabras, los regímenes fueron idénticos excepto por el componente inhibidor de la integrasa: Los participantes tomaron Bictegravir o Tivicay).

En el momento de las 48 semanas, el 89.4 por ciento y el 92.9 por ciento de los que tomaron cada régimen tenían una carga viral completamente suprimida.



Website Gilead Sciences:

Las Muertes Mundiales por Cáncer de Hígado casi se han Duplicado desde 1990

Estas tasas son impulsadas en gran parte por la hepatitis B y C.

El número anual de muertes relacionadas con el cáncer de hígado en todo el mundo ha aumentado en aproximadamente un 80 por ciento desde 1990, un cambio impulsado en gran parte por los virus de la hepatitis B y C (VHB / VHC).

El cáncer de hígado ahora es superado solo por el cáncer de pulmón como una de las principales causas de todas las muertes por cáncer en todo el mundo.

Según el estudio publicado recientemente Global Burden of Disease, 830,000 personas murieron de cáncer de hígado en 2016, en comparación con 464,000 personas en 1990.

Dos tercios de las muertes en el último año estuvieron relacionadas con la infección por VHB o VHC.

Más de 325 millones de personas en todo el mundo viven con Hepatitis B o C o ambos virus.

Hepatitis C fue la causa de un estimado de 160,000 muertes relacionadas con el hígado en 2016. Junto con Japón y China, Estados Unidos tiene el mayor número de personas que viven con el VHC.

Entre los baby boomers, aquellos nacidos entre 1945 y 1965, se estima que el 2.6 por ciento tiene hepatitis C, una tasa seis veces mayor que la de otros adultos de EE. UU.

A pesar del hecho de que los tratamientos altamente efectivos para la hepatitis C han estado disponibles durante aproximadamente cuatro años, solo 3 millones de las 71 millones de personas que viven con el virus en todo el mundo han recibido tales medicamentos antivirales de acción directa durante los últimos dos años.

Unas 350,000 muertes adicionales por cáncer de hígado en 2016 fueron el resultado de hepatitis B.

El ochenta por ciento de estos casos se produjeron en China y la India.

El VHB se puede prevenir con una vacuna y es tratable (pero a diferencia de la hepatitis C no fácilmente curable) con medicamentos.

Alrededor de la mitad de las naciones proporcionan la vacuna Hepatitis B a los recién nacidos.





Website EurekAlert!:

Website Global Health Data Exchange: