¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

viernes, 31 de octubre de 2014

ICW Global y WGNRR: Convocatoria de Solicitudes en Defensores de la Juventud

Las mujeres que viven con el VIH, especialmente las mujeres jóvenes, la experiencia obstáculos significativos cuando ejercen su salud y derechos sexuales y reproductivos (SRHR), y con frecuencia reportan abusos y violaciones de sus derechos sexuales y reproductivos en todo el mundo, dentro de sus familias, los ajustes y las comunidades de salud.

La Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH (ICW), junto con la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (WGNRR) están llevando a cabo un nuevo proyecto en Nigeria a través del apoyo de Stop AIDS NOW! (SAN).

El proyecto tiene como objetivo reunir a los activistas de las comunidades de SRHR y comunidades de VIH, en un movimiento unificado para mejorar de manera significativa la prestación de servicios de SRHR para todos en Nigeria y en todo el mundo.

Estamos buscando SRHR interesado, comprometido, y ha movilizado y defensores de los jóvenes VIH del capítulo de ICW de las Mujeres Jóvenes y niñas adolescentes (CYWAG) y las organizaciones miembros de la RMMDR para formar un equipo de 20 defensores nacionales e internacionales de la juventud.

Juntos trabajarán para desarrollar y poner en práctica una estrategia de campaña mundial embarque desde el caso de Nigeria de primavera, que se desarrollarán durante una reunión cara a cara en Abuja, Nigeria, en 3 a 4 Febrero 2014.

Todos los vuelos, los gastos de viaje locales, gastos de visado, alojamiento y comidas de los participantes en el curso de la reunión de Abuja serán cubiertos.

Si usted es una mujer joven menor de 30 años, de América Latina y el Caribe, África subsahariana, Asia y el Pacífico, Europa del Este, o el Medio Oriente y el Norte de África, le animamos a aplicar!

*Se anima a las mujeres jóvenes que viven con el VIH fuertemente a aplicar*

Para obtener más información y/o para descargar el formulario de solicitud, por favor aquí

Por favor, envíe las solicitudes completas (incluyendo formulario de solicitud y carta de referencia) a: lara@wgnrr.org

Fecha límite para todas las aplicaciones: 5:00 pm EST 21 de Noviembre 2014.

Website ICW Global:

Website Women's Global Network for Reproductive Rights (WGNRR): http://wgnrr.org/

Hoja Descriptiva: Inhibidor de la Integrasa; Elvitegravir (Viteka)

¿Qué es Elvitegravir?
Elvitegravir es un medicamento que se usa como tratamiento antiviral contra el VIH-1.

Es fabricado por Gilead. Elvitegravir es el segundo medicamento “inhibidor de la integrasa”. Cuando el VIH infecta una célula, integra su código genético en el código genético de la célula.

Elvitegravir bloquea este paso. Cuando Elvitegravir bloquea la integración, el VIH infecta a la célula pero no puede hacer copias de sí mismo.

¿Quién lo Debería Tomar?
Elvitegravir fue aprobado primero en 2012 como parte de la combinación antiretroviral Stribild y fue aprobado en 2014 como Viteka para el uso de adultos experimentado en tratamiento.

Viteka tiene que estar tomado en combinación con un Inhibidores de proteasa con Ritonavir y otro antiretroviral.

Se aprobó para el uso con algunos inhibidores de proteasa. Aunque se recomienda la terapia Antiretroviral (ART) para todas personas viviendo con VIH, no existen reglas absolutas acerca de cuándo comenzar el ART.

Usted y su proveedor de atención medica deberían tener en cuenta su recuento de células CD4, su carga viral, cualquier síntoma que usted tenga, y su actitud acerca de tomar medicamentos.

¿Qué se sabe de la Resistencia a los Medicamentos?
El VIH es desprolijo cuando hace copias de su material genético (ARN).

Algunas copias nuevas del VIH son mutaciones, lo que significa que son un poco diferentes del virus original.

Algunos virus mutados pueden seguir multiplicándose incluso cuando usted tome medicamentos antivirales.

Cuando esto sucede, el medicamento deja de funcionar. Esto se llama “desarrollar resistencia” a un medicamento. Todavía no se comprende muy bien la resistencia a Elvitegravir.

A veces, si usted desarrolla resistencia a un medicamento, también puede tener resistencia a otro medicamento antiviral. Esto se llama “resistencia cruzada”.

Debido a que Elvitegravir pertenece a una clase nueva de medicamentos antivirales, parece que no tiene resistencia cruzada a antivirales de clases más antiguas.

Sin embargo, se espera que exista resistencia cruzada entre Raltegravir, Dolutegravir Con la terapia combinada (tomar más de un medicamento antiviral al mismo tiempo), el VIH muta más lentamente.

Lleva mucho más tiempo desarrollar resistencia. Es muy importante tomar los medicamentos antivirales de acuerdo a las instrucciones, en el horario correcto y no omitir ni reducir dosis.

¿Cómo se Toma Elvitegravir?
Se toma Elvitegravir como una pilladora 85 mg o una vez al día para personas tomando Atazanavir potenciado por Ritonavir o Lopinavir.

Elvitegravir se toma como una tableta de 150 mg una vez al día para personas tomando inhibidores de proteasa potenciado por Ritonavir, incluso Darunavir, Fosamprenavir o Tipranavir.

Se toma una pilladora de Stribild una vez al día. Los antiácidos que contienen magnesio o aluminio pueden interferir con la forma en que Elvitegravir se mete en su sistema, y se los deben tomar con 4 horas de diferencia. Se debe tomar Elvitegravir y Striblid con alimentos.

¿Cuáles son los Efectos Secundarios?
Normalmente, Elvitegravir se tolera muy bien. Si efectos secundarios ocurren, los efectos secundarios más comunes son diarrea, náuseas, erupciones y dolores de cabeza.

¿Cómo Reacciona con Otros Medicamentos?
Elvitegravir ha sido estudiado para ver si interactúa con otros medicamentos.

Las interacciones medicamentosas pueden afectar a la potencia o los efectos secundarios de Elvitegravir o pueden afectar el funcionamiento de otros medicamentos.

Los medicamentos antirretrovirales Efavirenz y Nevirapina causan niveles más bajos de Elvitegravir y no se deben tomar juntos.

La Rifampicina, utilizada para tratar la tuberculosis y los medicamentos usados para tratar las convulsiones y la hierba de San Juan disminuyen niveles sanguíneos de Elvitegravir.

Elvitegravir no ha sido estudiado con todos los medicamentos, ni con los medicamentos de venta libre, vitaminas o suplementos a base de hierbas.

Hay estudios en camino. Asegúrese de que su doctor sepa acerca de todos los medicamentos y suplementos que esté tomando.

En Pocas Palabras:
Elvitegravir es el segundo medicamento en una nueva clase, inhibidores de la integrasa.

Este impide que el VIH inserte su código genético dentro de una célula infectada.

Esto impide que el virus genere nuevas copias de VIH. Elvitegravir ayuda a controlar el VIH, incluso cuando este ya sea resistente a otros medicamentos.



Website AIDS InfoNet:

jueves, 30 de octubre de 2014

Una Combinación que Incluye Tres Fármacos de Acción Directa contra la Hepatitis C Muestra Altos Niveles de Tolerabilidad

El análisis de los resultados de los estudios PEARL revela pocos efectos secundarios y una baja tasa de abandono del tratamiento con la combinación de Paritaprevir, Ombitasvir y Dasabuvir.

La combinación terapéutica formada por el inhibidor de la proteasa Paritaprevir (ABT-450) potenciado por Ritonavir (Norvir®), el inhibidor del complejo de replicación NS5Aombitasviry el inhibidor de la polimerasa no análogo de Nucleósido Dasabuvir ha mostrado como una alternativa con altos niveles de tolerabilidad y eficacia para el tratamiento del virus de la hepatitis C (VHC) en la fase 3 de los ensayos clínicos PEARL, según un análisis combinado presentado en la conferencia IDWeek, celebrada recientemente en Filadelfia (EE UU).

Los antivirales de acción directa (DAA, en sus siglas en inglés) han supuesto una revolución en el tratamiento del virus de la hepatitis C (VHC), especialmente desde la implantación de tratamientos administrados exclusivamente por vía oral y libres de interferón pegilado, responsable de importantes efectos secundarios tales como síntomas gripales o depresión.

De igual modo, la primera generación de inhibidores de la proteasa del VHC producía sus propios efectos secundarios al usarse en combinación con interferón pegilado y Ribavirina, pero la nueva generación de fármacos contra el VHC, además de moverse en tasas de curación muy superiores a las de sus predecesores, presenta importantes mejoras en términos de tolerabilidad, lo cual supone claramente un cambio de paradigma. 

El análisis presentado recopiló datos sobre los efectos adversos recogidos durante la fase 3 de los ensayos clínicos PEARL, en la que se evaluó la combinación Paritaprevir/Ritonavir/Ombitasvir/Dasabuvir por si sola o en conjunción con Ribavirina en personas con el genotipo 1b (más fácil de tratar) o el 1a (de más difícil tratamiento) que no sufrieran cirrosis hepática.

La combinación de los tres DAA se probó durante doce semanas sobre 186 participantes con VHC del genotipo 1b y experiencia previa en tratamientos contra el virus en el caso de PEARL II, sobre 419 participantes con VHC de genotipo 1b sin experiencia previa en tratamientos en el caso de PEARL III, y sobre 305 participantes con VHC de genotipo 1a sin experiencia previa en tratamientos en el caso de PEARL IV.

Los ensayos PEARL se realizaron con participantes procedentes de Estados Unidos, Canadá, Europa, Israel y Rusia.

En estos análisis los hombres supusieron algo más de la mitad de participantes, más del 90% del total fueron de etnia blanca y la edad promedio fue de, aproximadamente, 51 años.

Con relación a las características que hacen prever una peor respuesta al tratamiento, un tercio del total de los participantes eran portadores del genotipo 1a del VHC, el 78% presentaban una genotipo desfavorable del gen de la Interleuquina 28B (IL28B), el 18% tenía un índice de masa corporal por encima de 30 y el 6% tenía historial de diabetes.

Dos tercios de los participantes sufrían fibrosis hepática leve o no detectable (F0-F1, según la clasificación METAVIR), un 19% la presentaba de forma moderada (estadio F2) y un 13% presentaba fibrosis hepática avanzada (estadio F3).

Se excluyó a aquellos participantes con cirrosis (estadio F4). El objetivo principal de los ensayos clínicos incluidos en el presente análisis era establecer las tasas de respuesta virológica sostenida a las doce semanas de finalizar el tratamiento (RVS12).

Un análisis de eficacia combinado reveló que las tasas de RVS12 ascendieron hasta el 96% en aquellas personas únicamente tratadas con la combinación de Paritaprevir/Ombitasvir/Dasabuvir, y hasta el 99% en aquellas personas tratadas, además, con Ribavirina.

La combinación de antivirales de acción directa se mostró como una alternativa segura y bien tolerada.

Del total de casos analizados, sólo sufrieron algún efecto adverso ligero o moderado el 75% de las personas tratadas con la combinación sin Ribavirina, y un 83% de los que tomaron la combinación con Ribavirina; mientras que sufrieron algún efecto adverso grave un 1,4% y un 2,2%, respectivamente.

Cuatro personas (0,4%) abandonaron el tratamiento por los efectos adversos, de las cuales dos tomaban Ribavirina y dos no.

Entre los efectos secundarios más comunes se encontraron la fatiga y el dolor de cabeza, dándose con frecuencia similar con independencia de la presencia o no de Ribavirina en el tratamiento.

Entre los participantes con tratamiento que incluía Ribavirina los efectos secundarios más frecuentes fueron nauseas, insomnio, prurito y elevaciones de los niveles de bilirrubina.

Se redujo la dosis de Ribavirina en un 6% de los participantes por presentar anemia, pero en todos los casos en que se realizó esta reducción se alcanzó, igualmente, la RVS12.

No se apreciaron grandes diferencias al realizar el análisis sobre subgrupos divididos en función del sexo, etnicidad, edad o historial de diabetes.

La conclusión principal del presente análisis fue que se habían logrado altas tasas de RVS12 en personas con VHC de genotipo 1 sin cirrosis, tanto en aquellas tratadas por primera vez como en las que ya habían recibido tratamientos previos para el virus, con independencia de que el tratamiento incluyera Ribavirina o no.

Estos hallazgos son similares a los obtenidos en el ensayo clínico de fase 3 SAPPHIRE II( véase La Noticia del Día 25/04/2014)

Las dos posibilidades de tratamiento fueron bien toleradas, dándose en su mayoría sólo efectos adversos ligeros y con tasas de abandono inferiores al 0,5% por esta causa.

Los resultados obtenidos hasta la fecha en los ensayos clínicos con la combinación de antivirales de acción directa evaluada en el presente estudio son muy prometedores.

Dicha combinación se encuentra en proceso de aprobación, la cual, se espera, llegue antes de finalizar el año, tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Nahass E et al. Safety of ABT-450/r/ombitasvir +dasabuvir with or without ribavirin in HCV genotype 1-infected patients, by baseline demographics. ID Week 2014, Philadelphia, 8-10 October 2014, abstract 818.




Website Aidsmap:

Website IDWeek 2014:

Actualización en Tratamientos: Noticias sobre la Prevención del VIH: Europa. Boletín de Octubre de 2014‏

Edición de Octubre de 2014 del boletín mensual de NAM dirigido a todas las personas que trabajan en la prevención del VIH en Europa o están interesadas en este tema.

•Un estudio europeo revela que el menor nivel educativo está relacionado con un diagnóstico e inicio del tratamiento tardíos.

•Para ser asequible, la PPrE precisará unos niveles elevados de adherencia, eficacia y cobertura en las poblaciones más vulnerables.

•El conocimiento sobre otros métodos preventivos del VIH no menoscaba la intención de los hombres gais de utilizar preservativos.

•La ampliación de los programas de reducción de daños en Escocia consigue un gran descenso en las tasas de hepatitis C entre los usuarios de drogas inyectables.

•Una novedosa vacuna inmunosupresora bloquea completamente la infección por VIH en monos: se prevén ensayos en humanos.

•Las tasas de realización de pruebas del VIH están aumentando en la población africana en Inglaterra.

•Disminuye la edad a la que los hombres gays en Londres reciben el diagnostico de VIH.

Website Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt):

Website Aidsmap:

lunes, 27 de octubre de 2014

El Ensayo PROUD Revela que el Uso de Truvada como Profilaxis Preexposición al VIH, sería Altamente Eficaz

A los participantes del estudio que aún no habían comenzado a recibir el tratamiento se les ofrecerá oportunidad de comenzar con la profilaxis de forma anticipada a lo inicialmente planeado.

El estudio británico PROUD está dirigido a determinar si el uso de profilaxis preexposición (PPrE) como medida preventiva para evitar la infección por VIH modifica otras conductas sexuales de riesgo.

Un análisis provisional de los datos del estudio ha mostrado que el uso diario de Truvada® (comprimido que combina los fármacos antirretrovirales tenofovir y emtricitabina) tiene un efecto protector muy eficaz contra el virus en los hombres que practican sexo con otros hombres (HSH) con alto riesgo de infección.

Basándose en este hallazgo, el Comité Directivo del ensayo clínico ha anunciado que se ofrecerá a los participantes del segundo grupo de estudio, cuyos participantes aún no han comenzado a recibir PPrE, la oportunidad de comenzar con la profilaxis de forma anticipada a lo inicialmente planeado.

El motivo es que la eficacia observada en el ensayo ha superado el umbral previamente establecido para la continuación del mismo.

Aunque aún quedan análisis pendientes así como la realización del seguimiento de los participantes de cara a determinar la eficacia exacta conseguida, los indicadores comprobados hasta ahora sugieren que los resultados exceden con mucho los anticipados de forma inicial por los investigadores.

El estudio consta de 545 HSH con alto riesgo de infección por VIH, inscritos a través de 13 clínicas de salud sexual de distintas ciudades inglesas.

Se ofreció a los participantes la disponibilidad de realizar pruebas regulares de VIH e infecciones de transmisión sexual (ITS), preservativos, asesoramiento de salud sexual y encuestas de conductas y seguimiento; y se les dividió de forma aleatoria en dos grupos.

A los participantes incluidos en el primero de los grupos se les facilitó Truvada® desde un primer momento, mientras que a los participantes del segundo grupo no se les ofrecería, según el plan original, hasta finalizar el primer año del estudio.

Este diseño de investigación estaba encaminado a establecer si los participantes que saben que están tomando PPrE cambian sus conductas de riesgo sexual (como, por ejemplo, reduciendo el uso del preservativo) y, en ese caso, si estos cambios disminuyen o anulan los efectos positivos de la PPrE.

Uno de los objetivos del estudio es comprobar la validez de determinadas críticas dirigidas a la extensión del uso de la PPrE, que defienden que el efecto final de esta profilaxis será negativo y que, por tanto, no debería utilizarse a gran escala.

En oposición a estas críticas, otros estudios anteriores han sugerido que la PPrE no aumenta las conductas de riesgo sexual (véase La Noticia del Día 13/01/2014).

El estudio no estaba encaminado a establecer la efectividad de la PPrE como tal.

En el momento de su diseño, se determinó que para obtener una medida clara de la eficacia de la misma en la reducción del número de infecciones por VIH sería necesario un ensayo clínico a gran escala que involucrase a 5.000 participantes.

No obstante, en abril de 2014 se hizo evidente que la oferta de PPrE había favorecido la participación de un subgrupo de población masculina homosexual con una tasa de infección por VIH mayor de la que se había tenido en cuenta a la hora de calcular el tamaño muestral del estudio.

Esto hizo posible que, ya en la fase piloto, y a pesar de su pequeño tamaño, se observase una respuesta clara de la efectividad del tratamiento, lo que llevó a establecer un Comité Independiente de Seguimiento de Datos y Seguridad (IDMC, en sus siglas en inglés).

Los Comités de Seguimiento de Datos tienen una posición privilegiada en los ensayos aleatorizados: sus componentes son las únicas personas que pueden ver los datos originales sin filtros de doble o triple ciego (que previenen la aparición de sesgos en los estudios clínicos) antes del final del ensayo, y su función es realizar un seguimiento de los datos para determinar si hay signos que indican que el ensayo deba ser interrumpido.

Los motivos para interrumpir un ensayo son: la existencia de signos evidentes de que se están produciendo efectos nocivos por la intervención; la certeza de que el ensayo no puede producir resultados claros; o la convicción de que los efectos de la intervención son tan beneficiosos que resultaría poco ético privar a parte de los participantes en el ensayo de los mismos.
El IDMC del estudio PROUD se reunió en tres ocasiones, y en su tercera reunión decidió que la intervención era claramente beneficiosa, muy por encima del umbral que se había establecido de forma previa.

Este umbral establecido no debe confundirse con la efectividad real, sino que consiste en la efectividad mínima esperable considerado el efecto del azar o, en términos técnicos, el límite inferior de un intervalo de confianza del 95%.

Es probable que en condiciones reales la efectividad observada fuese mucho mayor.

La diferencia final no podrá establecerse hasta que se realice un seguimiento de tantos de los participantes como sea posible, dado que en ambos grupos aparecerán con toda seguridad nuevas infecciones por VIH que no habían sido previamente detectadas.

En el momento presente, aún está pendiente de empezar a ofrecerse PPrE a las 130 personas del segundo grupo. Los resultados completos del ensayo se conocerán el próximo año.

Esto permitirá registrar las tendencias a largo plazo, como por ejemplo si la adherencia a la PPrE disminuye con el tiempo, si los comportamientos de riesgo permanecen inalterables o si se generan resistencias medicamentosas de algún tipo.

Se espera que este estudio ayude a resolver interrogantes como si la PPrE debe ofertarse a gran escala.

Estas investigaciones abren nuevas oportunidades para estudiar las combinaciones más beneficiosas de tratamiento, pero, además, permiten aumentar el conocimiento objetivo sobre las mejoras estrategias a emplear contra la epidemia de VIH.

Fuente: HivandHepatitis
Referencia: MRC Press Office. PROUD study interim analysis finds pre-exposure prophylaxis (PrEP) is highly protective against HIV for gay men and other men who have sex with men in the UK. Press release. October 16, 2014.




Website HivandHepatitis:

Website PROUD Study:

Las Personas con VIH y Problemas Renales deben Evitar Viread (Tenofovir)

Mientras que la terapia antirretroviral (ARV) es beneficioso para las personas VIH Positivas con la función renal reducida, no deben tomar Viread (Tenofovir), de acuerdo con las directrices actualizadas de la Asociación de Medicina del VIH (HIVMA) de la Infectious Diseases Society of America (IDSA).

Publicado en Clinical Infectious Diseases, las directrices tienen en cuenta los resultados de grandes estudios publicados desde su última actualización en 2005.

Viread es el ARV más comúnmente prescrito. La investigación ha demostrado que puede dar lugar a daño renal moderado en algunas personas con VIH.

"La investigación muestra que los pacientes con VIH han disminuido clínicamente la función renal tienen menos probabilidades de ser prescrito con ARV, probablemente debido a que los médicos y otros profesionales de la salud están preocupados de que muchos de estos medicamentos se borran por los riñones y no quieren causar un daño mayor".

Gregorio Lucas, MD, co-presidente de la directrices y profesor asociado en la Escuela de Medicina Johns Hopkins, dijo en un comunicado de prensa.

"Sin embargo, el pronóstico para los pacientes VIH con enfermedad renal es mucho mejor ahora que tenemos numerosos tratamientos efectivos para el VIH, muchas de las cuales no se eliminan por los riñones."

Uno de estos tratamientos es la Triumeq recién aprobado (Dolutegravir / Abacavir / Lamivudina), el primer régimen de combinación antirretroviral de una sola píldora aprobada que no contiene Viread.

Las directrices también establecen que los trasplantes de riñón son una opción viable para las personas VIH-positivas que sufren de insuficiencia renal.

Las tasas de supervivencia post-trasplante son tan buenos para las personas con el virus como los que no.

La función renal se determina mediante la estimación de la tasa de filtración glomerular, o GFR, mientras que el daño renal se determina mediante el uso de un análisis de orina o una prueba de proteínas en la orina.

Los riñones pueden todavía funcionar normalmente incluso cuando hay daño.

El daño renal puede conducir a la función renal reducida, aunque esto es menos probable si el daño es bajo.

El daño renal, por otro lado, aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular incluso cuando la función renal es normal.

"Las personas con una GFR menor de 60 mililitros por minuto por 1,73 metros cuadrados no deberían probablemente ser prescritos Tenofovir hay muchos diferentes [ARV] opciones, así que ¿por que riesgo de Toxicidad?", Dijo Lucas.

"Además, los pacientes que están en Tenofovir deben ser retirados si hay una caída clínicamente significativa en la función del riñón y se colocan en otra terapia."

Hasta un 10 por ciento de las personas con VIH cruzar ese umbral en sus pantallas de GFR, mientras que hasta el 20 por ciento puede tener daño renal persistente, que por lo general se indica por la proteína en la orina, mientras que la función renal conservada.





Website Infection Control Today:

Website Clinical Infectious Diseases:

Determinados Marcadores de Inflamación Incrementarían el Riesgo de Diabetes en Personas en Tratamiento Antirretroviral

Duplicar los niveles de uno de dichos biomarcadores podría aumentar en más de un 20% el riesgo de sufrir diabetes.

Un estudio publicado en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes ha concluido que pequeñas elevaciones en algunos parámetros analíticos relacionados con la inflamación sistémica se relacionarían con el desarrollo de diabetes mellitus de tipo 2 (DMT2) en personas con VIH bajo tratamiento antirretroviral.

Los resultados se basan en el análisis llevado a cabo por los investigadores de dos amplios estudios que evaluaron estrategias terapéuticas: SMART, que concluyó que las interrupciones estructuradas del tratamiento en función de los niveles de CD4 incrementaban la mortalidad (véase La Noticia del Día 01/12/2006) y ESPRIT, que analizó el uso de Interleuquina 2 (IL-2) como tratamiento complementario a la terapia antirretroviral.

Las mejoras en la atención y el tratamiento de la infección por VIH han logrado incrementar notablemente la esperanza y la calidad de vida de quienes la padecen.

Sin embargo, las alteraciones metabólicas (entre las que se encuentra la DMT2) son una complicación cada día más prevalente entre personas con VIH.

Aunque las causas no están bien definidas, la inflamación crónica de baja intensidad asociada al VIH y el uso de determinados antirretrovirales parecen desempeñar un papel en su desarrollo.

Entre los biomarcadores de inflamación más frecuentemente relacionados con la DMT2 en la población general se encuentran la proteína C reactiva de alta resolución (hsCRP, en sus siglas en inglés) y la Interleuquina 6 (IL-6).

Para establecer los posibles vínculos entre dichos biomarcadores y el desarrollo de DMT2 en personas con VIH en tratamiento antirretroviral, los investigadores analizaron los registros de un total de 3.700 personas que habían participado en SMART y ESPRIT.

Para que el uso de IL-2 en ESPRIT no pudiera interferir en el presente análisis, solo se incluyó a participantes de dicho estudio del grupo distribuido aleatoriamente a no recibir IL-2.

El recuento de CD4 promedio al inicio del estudio era de 523 células/mm3 y el promedio de seguimiento fue de 4,6 años.

Un total de 135 personas (el 3,5%) recibieron el diagnóstico de DMT2 durante el estudio, lo que se tradujo en una tasa de incidencia de 8,18 casos por cada 1.000 persona-años.

Los porcentajes de personas con recuentos de CD4 superiores a 500 células/mm3 y con carga viral indetectable se mantuvieron constantes durante el seguimiento.

Tanto la mediana de los niveles de hsCRP (4,91 y 3,29 μg/ml en personas con o sin desarrollo de DMT2, respectivamente; p menor 0,001) como la de los de IL-6 (3,45 y 2,50 pg/ml en personas con o sin desarrollo de DMT2, respectivamente; p menor 0,001) fueron significativamente superiores entre quienes desarrollaron DMT2.

Doblar los niveles basales de hsCRP incrementó el riesgo de desarrollar DMT2 en un 22% (cociente de riesgo [CR]: 1,22; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,10-1,36; p menor 0,001) y doblar los de IL-6 incrementó dicho riesgo en un 29% (CR: 1,29; IC95%: 1,08-1,55; p= 0,005).

El estudio detectó el efecto significativo de diversos factores que muchos estudios ya habían relacionado con el desarrollo de DMT2 tales como el índice de masa corporal, la edad o la coinfección por hepatitis virales, entre otros.

Los resultados del presente estudio muestran el papel que hsCRP y IL-6 pueden jugar en la valoración del riesgo de desarrollo de DMT2 en personas con VIH en tratamiento antirretroviral, algo que debería ser tenido en cuenta en el seguimiento rutinario de este grupo poblacional.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Dooko CBA et al. Interleukin-6, high-sensitivity C-reactive protein, and the development of type 2 diabetes among HIV positive patients taking antiretroviral therapy. J Acquir Immune Defic Syndr. Online edition, 2014.




Website Aidsmap:

Website Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes:

miércoles, 22 de octubre de 2014

Una Nueva Prueba de Detección Lograría Identificar la Infección Aguda por Hepatitis C con Menor Coste que las Actuales‏

El test presentaría una sensibilidad similar a la de la PCR, prueba diagnóstica estándar en la actualidad, y sus resultados se obtendrían mucho más rápidamente.

Según un estudio británico publicado en la edición digital de Clinical Infectious Diseases, la prueba de detección del antígeno nuclear del virus de la hepatitis C (VHC) constituiría un test fiable y asequible para detectar infecciones agudas por VHC entre hombres que practican sexo con hombres (HSH) del Reino Unido.

La fiabilidad de la prueba sería comparable a la de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), actual test estándar de diagnóstico de infección aguda por VHC que detecta el material genético del virus, pero permitiría un ahorro económico, de tiempo y de personal, hecho que favorecería la sostenibilidad del sistema sanitario.

El cribado de infecciones agudas por VHC es una herramienta de salud pública cada vez más necesaria en países de la Europa occidental y Norteamérica, donde en los últimos años se ha detectado un importante incremento en la incidencia de dicha patología, especialmente entre HSH con VIH (véase La Noticia del Día 07/10/2014).

Las guías europeas y estadounidenses recomiendan que, como norma general, se deberían realizar análisis de enzimas hepáticas a HSH con VIH cada seis meses y una prueba de detección de anticuerpos del VHC una vez al año.

No obstante, estas pruebas pueden no ser demasiado útiles en este colectivo, donde no es extraño observar retrasos en la seroconversión derivados de la inmunosupresión asociada al VIH y las reinfecciones son frecuentes y es imposible esclarecer con estos medios si una persona tiene infección activa, la tuvo pero se curó o la tuvo, se curó y se ha re-infectado.

La llegada de las pruebas de detección de antígenos nucleares podría reducir en gran medida el grado de incertidumbre en el proceso diagnóstico de HSH con VIH y hacerlo a un precio asumible por parte de los sistemas sanitarios occidentales.

Dicho objetivo es el que llevó al presente equipo de investigadores a diseñar un estudio que contó con la participación de 2.000 personas, a quienes se evaluó la función hepática entre 4 y 6 meses como parte de su seguimiento de la infección por VIH.

A aquellas personas cuyos niveles de alanina aminotransferasa (ALT) sobrepasaran el límite superior de la normalidad se les realizaron tres pruebas relativas al VHC: detección del antígeno nuclear, PCR para detectar ARN viral y detección de anticuerpos.

El estudio tuvo una duración de 20 meses, durante los cuales 111 personas (el 5%) presentaron elevaciones de la ALT. La práctica totalidad de estas personas eran hombres gais de etnia blanca.

El 80% se encontraban bajo tratamiento antirretroviral, el 75% tenía carga viral indetectable y el 56% tenía un recuento de CD4 superior a 500 células/mm3.

Por medio de la prueba PCR se detectaron 15 casos de infección aguda por VHC, con cargas virales comprendidas entre 61.000 y 14.800.000 UI/mL.

La prueba de detección del antígeno nuclear identificó los 15 casos de infección detectados por el PCR, hecho que supone una sensibilidad (probabilidad de que una persona con infección activa por VHC obtenga un resultado positivo) del 100%.

En la prueba de detección del antígeno nuclear no tuvieron lugar falsos positivos, pero en dos casos se obtuvo un resultado intermedio.

El primero de ellos volvió a realizar las pruebas el mismo día, que esta vez arrojaron todas ellas resultados negativos. El segundo obtuvo un resultado positivo en la PCR (con 694.000 UI/mL) y en la prueba de detección del antígeno nuclear a los seis meses del resultado incierto.

Los investigadores especularon que podría tratarse de una infección muy reciente en el momento de las primeras pruebas.

Teniendo en cuenta todos los resultados, respecto a la prueba estándar actual -la PCR- la prueba de detección del antígeno nuclear del VHC presentaría una especificidad (probabilidad de que una persona sin replicación activa del VHC obtenga un resultado negativo) del 98%.

Por su parte, la prueba de detección de anticuerpos, respecto a los resultados de la PCR, presentaría una sensibilidad del 60%.

Las personas con resultados negativos de las pruebas de anticuerpo en el momento del diagnóstico tardaron una mediana de 112 días en desarrollar anticuerpos detectables contra el VHC.

El uso de la prueba de detección de antígeno nuclear durante el estudio, respecto a la de la PCR, hubiera supuesto un ahorro de 6.410 dólares en recursos materiales y de 2.448 dólares en recursos humanos, por lo que su coste-efectividad sería claramente superior como prueba diagnóstica de infección aguda por VHC.

Además, los resultados de la prueba de detección del antígeno nuclear están disponibles el mismo día, mientras que ello no es posible en el caso de la PCR (que pueden tardar hasta una semana según el centro).

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto el gran papel que las pruebas de detección del antígeno nuclear pueden tener en países en los que existe una epidemia de infección aguda por VHC.

Una amplia detección precoz cuyos costes sean asumibles por parte de los sistemas sanitarios resultará esencial para identificar y controlar estos brotes, pero la solución definitiva pasará por un abordaje integral de estos casos, que difícilmente será posible sin la implantación de programas nacionales para el control de la infección por VHC, algo que, actualmente, solo han llevado a cabo en unos pocos países entre los que, lamentablemente, no se encuentra España.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Cresswell FV et al. Hepatitis C core antigen testing: a reliable, quick and potentially cost-effective alternative to hepatitis C polymerase chain reaction in diagnosis acute hepatitis C virus infection. Clin Infect Dis, online edition, 2014.




Website Aidsmap:

Website Clinical Infectious Diseases: