¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Se Identifica un Receptor en las Células CD4 que Confiere Resistencia a la Progresión de la Infección por el VIH

El receptor podría ser transferido a células sensibles al virus para volverlas resistentes.

Un estudio publicado en Journal of Clinical Investigation ha concluido que las personas capaces de controlar la infección por el VIH sin medicamentos, una minoría conocida como “controladores de élite”, tendrían una particularidad: su sistema inmunitario sería capaz de detectar pequeñas cantidades de VIH con una sensibilidad muy elevada a través de unos receptores altamente afines a proteínas de la cápside del VIH.

La investigación, llevada a cabo por el Instituto Pasteur y el Iserm y con la participación de personas pertenecientes a la cohorte ANRS CO21 CODEX, comparó la presencia de receptores de las células T (TCR, en sus siglas en inglés) específicos para unirse a la región 293 de la proteína Gag del VIH de 14 controladores de élite con los de 14 personas con el VIH no controladoras de élite en tratamiento antirretroviral.

La funcionalidad de dichos receptores se analizó exponiendo in Vitro cultivos celulares de los participantes a diversas concentraciones del epítopo Gag293 –la región proteica antes descrita– y midiendo su respuesta a través del ensayo IFN-γ ELISPOT, que detecta el incremento de la concentración de interferón γ, una citoquina que actúa como potenciadora de la respuesta inmunitaria.

La mediana de edad era de 50 años en el grupo de controladores de élite y de 48 en el grupo en tratamiento antirretroviral (diferencia estadísticamente no significativa).

Los controladores de élite llevaban una mediana de 19,6 años con diagnóstico de infección por el VIH, un tiempo significativamente superior al que llevaban los participantes del otro grupo (11,9 años).

Todos los participantes tenían carga viral indetectable. La mediana de los recuentos de CD4 era de 875 células/mm3 en el grupo de controladores de élite y de 570 células/mm3 en el grupo en tratamiento antirretroviral.

La mediana del recuento de CD4 nadir de las personas no controladoras de élite era de 216 células/mm3.

Tras exponer los cultivos celulares a la concentración más elevada del epítopo Gag293 (10-5M), las muestras de todos los participantes presentaron reactividad.

Al disminuir la concentración a 10-7M, los 14 participantes controladores de élite siguieron presentando reactividad, pero solo 8 de los 15 en tratamiento antirretroviral aportaron muestras reactivas (diferencia significativa; p= 0,006).

A la concentración de 10-9M, ocho de las 14 muestras de controladores de élite fueron reactivas y solo una de las 15 muestras de personas en tratamiento antirretroviral lo fue (diferencia significativa; p=0,005).

Al reducir la concentración de Gag293 hasta 10-11M, solo 2 de los 28 participantes –ambos en el grupo de controladores de élite- aportaron muestras reactivas, pero la diferencia entre ambos grupos, en este caso, no fue estadísticamente significativa.

Tras constatar una mayor reactividad al epítopo Gag293 por parte de las células CD4 de los controladores de élite, los investigadores pasaron a caracterizar los diversos TCR con alta afinidad por Gag293.

En ese análisis, los investigadores detectaron que los controladores de élite presentaban una predominancia de “clonotipos públicos” del TCR, que se definirían, en este caso, como un tipo de receptores con alta afinidad por Gag293 ya anteriormente observados en diversas personas capaces de controlar la replicación del VIH sin antirretrovirales.

Ello vendría a significar que la estrategia de los sistemas inmunitarios de los controladores de élite para detectar pequeñas cantidades de virus y controlar la infección sería idéntica.

La presencia de este tipo de receptores entre los participantes no controladores de élite en tratamiento antirretroviral fue escasa.

De forma destacable, al transferir los TCR de clonotipos públicos a cultivos in vitro de células T provenientes de personas no controladoras de élite, dichas líneas celulares comenzaron a comportarse como los CD4 de controladores de élite, lo cual parecería confirmar la importante función de los TCR de clonotipos públicos en la particular función inmunitaria de los controladores de élite.

Los resultados del presente estudio apuntan hacia considerar la transferencia de clonotipos públicos de los receptores de las células T de personas controladoras de élite a células CD4 de personas sensibles al VIH como una posible nueva estrategia para obtener la cura funcional.

El hecho de que esta estrategia sea diferente a las investigadas hasta la fecha permitiría su complementariedad con otras técnicas, ya que utilizar diversas estrategias de forma conjunta puede producir efectos sinérgicos, es decir, que el beneficio final sea superior a la suma de los aportados por cada técnica en solitario.

Fuente: Instituto Pasteur
Referencia: Benati D, Galperin M, Lambotte O, et al. Public T cell receptors confer high-avidity CD4 responses to HIV controllers. J Clin Invest. 2016 Apr 25. pii: 83792. doi: 10.1172/JCI83792.




Website The Journal of Clinical Investigación (JCI):

Website Institut Pasteur:

El Diagnóstico de Infecciones Agudas de VIH, podría Ayudar a Frenar la Propagación del Virus

Los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) que son diagnosticadas con VIH poco después de contraer el virus son típicamente involucrando en mayor riesgo sexual teniendo alrededor de ese tiempo que los que dan positivo para el virus de la tarde en el curso de su infección, informes Aidsmap.

La implicación de este hallazgo es que la orientación programas de pruebas para identificar aguda, o muy reciente, infecciones por el VIH podría ayudar a frenar la propagación del virus entre los HSH.

La publicación de sus hallazgos en la revista Journal of Infectious Diseases, los investigadores analizaron los riesgos sexuales entre los 912 HSH con diagnóstico reciente de VIH entre 2011 y 2015 en el Centro LGBT de Los Ángeles.

Un total de 145 de los hombres (16 por ciento) fueron diagnosticados con infección aguda por VIH, que se define como una prueba negativa de anticuerpos del VIH y una prueba de amplificación de ácido nucleico positivo (NAAT).

(Los anticuerpos típicamente tomar unas pocas semanas para desarrollar después de la infección del VIH, pero la prueba de amplificación de ácido nucleico puede detectar la presencia del virus antes que eso.

Un anticuerpo negativo y positivo resultado de la prueba NAAT significa que alguien se infecta probablemente dentro de las pocas semanas antes.)

Los hombres restantes fueron diagnosticados después de la fase aguda de la infección.

Los hombres diagnosticados con infección aguda reportaron un promedio de 4.2 y una mediana de 2 parejas sexuales durante el mes anterior, mientras que el promedio reportado de 2.4 y una mediana de 4 socios entre los otros hombres.

Los hombres con infección aguda reportaron un promedio de 9,9 socios y una mediana de 4 socios durante los tres meses anteriores, en comparación con un promedio de 5,3 y una media de 2 socios entre los otros hombres.

Durante los tres meses antes de su diagnóstico, el 65 por ciento de los hombres diagnosticados con infección aguda y el 56 por ciento de los hombres con infección aguda no informó sin condón coito anal receptivo.

Las tasas respectivas de los que reportaron el coito anal sin condón con penetración fueron del 55 por ciento y 50 por ciento.




Website Aidsmap:

Website The Journal of Infectious Diseases:

Los Informes Contradictorios sobre Si el VIH Afecta a la Hepatitis C en Tasas de Curación

Dos estudios recientes han llegado a conclusiones contradictorias acerca de si la coinfección por VIH afecta a la posibilidad de lograr un virus de la hepatitis C (VHC) la curación a través del tratamiento antiviral de acción directa (DAA) en un ambiente del mundo real, informes Aidsmap.

Los investigadores presentaron estos estudios en el 51º Congreso Internacional de hígado en Barcelona.

Un estudio incluyó a 9.604 personas con hepatitis C que recibieron tratamiento para el virus de la Administración de Salud de Veteranos antes de septiembre de 2015.

Un total de 408 (4,3 por ciento) de los participantes estaban coinfectados con el VIH.

Tres cuartas partes de ellos tenían el genotipo 1 de la hepatitis C, el 48 por ciento tenía cirrosis y el 8 por ciento había sido previamente tratados con Victrelis (Boceprevir) o Incivek (Telaprevir).

Aproximadamente uno de cada tres de los participantes fueron tratados con Sovaldi (Sofosbuvir) y Olysio (Simeprevir), mientras que el 58 por ciento tuvo Harvoni (Ledipasvir / Sofosbuvir) y el 11 por ciento recibió Viekira Pak (Ombitasvir / Paritaprevir / Ritonavir; Dasabuvir).

En general, el 87 por ciento de los tratados con Sovaldi y Olysio logró una respuesta virológica sostenida 12 semanas después de completar la terapia (RVS12, considerada una cura), mientras que el 93 por ciento de los que tomaron Harvoni y el 93 por ciento de los que recibieron Viekira Pak se curaron.

Entre las personas con coinfección por VIH/VHC, las tasas de curación correspondientes fueron del 88 por ciento, 93 por ciento y 89 por ciento. Las diferencias entre las tasas de curación entre aquellos con y sin VIH no fueron estadísticamente significativas, lo que significa que podría haber ocurrido por casualidad.

Esto se mantuvo incluso después de que los investigadores controlaron los datos demográficos de los individuos, la gravedad de su enfermedad del hígado y otros problemas de salud.

En el otro estudio, los investigadores realizaron un análisis prospectivo de 680 personas con monoinfectadas VHC en la cohorte GEHEP-MONO y 596 personas con VIH/VHC coinfectados en la cohorte HEPAVIR-DAA que recibieron tratamiento DAA de 33 sitios en España después de octubre de 2011.

Más comúnmente, la cohorte tenía colectiva genotipos 1a y 1b. Aproximadamente el 60 por ciento había sido tratado por hepatitis C antes y sobre esa misma proporción era cirrótico.

Cuarenta y tres por ciento de la cohorte recibió tratamiento con interferón y Ribavirina, más Sovaldi, Olysio, Victrelis o Incivek.

Cincuenta y siete por ciento fueron tratados con Sovaldi más Olysio, Harvoni, Sovaldi más Daklinza (Daclatasvir), Viekira Pak o Technivie (Ombitasvir/Paritaprevir / Ritonavir); todos estos regímenes se dan con o sin Ribavirina. Sesenta y seis por ciento de los individuos infectados por VHC-mono se curaron, al igual que el 55 por ciento de los miembros de la cohorte de VIH/VHC coinfectados.

Esta diferencia fue estadísticamente significativa.

Entre aquellos que recibieron regímenes sin interferón, las respectivas tasas de curación fueron del 95 por ciento y 89 por ciento, una diferencia estadísticamente significativa.

Después de controlar los datos de la edad, el sexo, el genotipo del VHC y la carga viral antes de iniciar el tratamiento, los investigadores encontraron que la coinfección VIH/VHC estaba vinculado de manera independiente a un 41 por ciento menos de probabilidad de curación.

En comparación con los que reciben tratamiento con interferón, se somete a terapia libre de interferón se asoció con un 7,93 veces mayor probabilidad de curación.

Los investigadores no encontraron que la duración del tratamiento, el uso de Ribavirina, la experiencia previa con el tratamiento del VHC o la carga viral del VHC antes del tratamiento se asociaron con diferencias en la probabilidad de curación.



Website Aidsmap:

La Efectividad del Tratamiento del VIH como Prevención se Iniciaría Transcurridos los Primeros Seis Meses de Terapia

Se recomienda complementar esta estrategia con otras medidas preventivas durante ese período inicial.

Un amplio estudio prospectivo publicado en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes ha concluido que el riesgo de transmisión sexual del VIH descendería de forma pronunciada tras el inicio del tratamiento antirretroviral, pero que durante los primeros seis meses dicho riesgo aún sería significativo.

A los seis meses de iniciar el tratamiento, no obstante, dicho riesgo se reduciría a la mínima expresión y, de hecho, en el estudio no se detectaron casos de transmisión del VIH a partir de ese momento.

El presente estudio se realizó en un subgrupo de participantes del ensayo Partners PrEP, que llevó a la aprobación de la profilaxis preexposición (PrEP, en sus siglas en inglés) en EE UU, que había incluido a 4.747 parejas heterosexuales serodiscordantes de Kenia y Uganda.

El subgrupo seleccionado para el análisis estaba formado por 1.592 parejas –todas ellas pertenecientes al grupo de Partners PrEP en el que el miembro sin VIH no recibía PrEP– de las cuales se disponía de diversos datos tras el inicio del tratamiento antirretroviral del miembro de la pareja con VIH: tiempo hasta alcanzar carga viral indetectable, persistencia de material genético del virus en fluidos sexuales e incidencia de embarazos y/o transmisión del VIH al miembro de la pareja sin VIH.

El papel del tratamiento antirretroviral como prevención ha sido evidenciado en numerosos estudios, siendo los más destacados PARTNER y HPTN-052.

En ellos se concluyó que el riesgo de transmisión del VIH en parejas serodiscordantes cuando el miembro con VIH se encuentra en tratamiento antirretroviral con carga viral indetectable es extremadamente bajo, cercano a 0.

No obstante, dicho riesgo de transmisión no ha sido adecuadamente cuantificado cuando se inicia el tratamiento antirretroviral, es decir, en el período de tiempo en el cual se pasa de tener una carga viral detectable a la indetectabilidad viral.

Además, cabe tener en cuenta que entre alcanzar la supresión virológica en sangre y alcanzarla en los fluidos sexuales pueden transcurrir unas semanas, lo cual aún mantendría cierto riesgo de transmisión del VIH a pesar de haber alcanzado carga viral indetectable en sangre.

Los participantes acumularon un total de 474 persona-años de seguimiento hasta alcanzar la supresión virológica (definida en el estudio como tener una carga viral por debajo de 80 copias/mL.

La mediana del tiempo hasta alcanzar supresión virológica fue de un poco más de tres meses.

La probabilidad acumulada de alcanzar supresión virológica en sangre a los 3, 6, 9 y 12 meses de iniciar el tratamiento fue del 65%, el 85%, el 89% y el 91%, respectivamente.

A los seis meses de iniciar el tratamiento se detectó VIH en el 12% de las muestras de fluido cervical y en el 21% de las de semen (en este último caso un porcentaje claramente superior al de hombres con carga viral detectable en sangre en ese momento).

La mediana de la carga viral en dichas muestras era de 3,18log y de 2,6log en las muestras de fluido cervical y semen, respectivamente.

En el estudio se detectó que las parejas estaban manteniendo relaciones sexuales sin protección (tanto a través de cuestionarios, donde el sexo sin preservativo fue referido por el 10,5% de los participantes, como por medio de la incidencia de embarazos, de 8,8 casos por cada 100 persona-años de seguimiento).

La incidencia de la infección por el VIH entre las personas no infectadas al inicio del estudio fue de 2,08 casos por cada 100 persona-años de seguimiento en el período previo al inicio del tratamiento antirretroviral por parte del miembro de la pareja con VIH.

Dicha incidencia cayó hasta 1,78 casos por cada 100 persona-años de seguimiento durante los primeros seis meses en tratamiento (3 casos durante 168 persona-años de seguimiento) y hasta 0 tras los seis primeros meses en tratamiento.

De los tres casos acaecidos durante los primeros 6 meses, uno se produjo, probablemente, justo al inicio del tratamiento, ya que los anticuerpos se detectaron al cabo de un mes de iniciarlo.

Los dos restantes fueron diagnosticados a los 56 y a los 149 días de que el miembro con VIH de la pareja iniciara el tratamiento antirretroviral.

Solo se contó con datos de la carga viral del miembro de la pareja con VIH en un momento cercano a la transmisión en uno de los tres casos (concretamente en la transmisión producida a los 149 días) y esta era detectable (872 copias/mL a los 86 días de iniciar el tratamiento).

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto la importancia del tratamiento como prevención en parejas Serodiscordantes.

No obstante, a la luz de sus resultados, dicha estrategia presentaría una notable falta de efectividad durante los primeros meses tras el inicio del tratamiento, por lo que sería esencial complementarla con otras medidas preventivas durante ese período.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Mujugira A et al. HIV transmission risk persists during the first 6 months of antiretroviral therapy. J Acquir Immune Defic Synr, online edition. DOI: 10.1097/QAI.000000000001019 (2016).




Website Aidsmap:

Website Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (JAIDS): http://journals.lww.com/jaids/pages/

Una Alta Tasa de Condiciones Geriátricos Afectará a los Mayores VIH Positivos de San Francisco

Residentes VIH positivos San Francisco por encima de los 50 años tienen un alto índice de problemas relacionados con el envejecimiento, informes Aidsmap.

La publicación de sus hallazgos en la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Síndromes, los investigadores realizaron un estudio observacional transversal de un grupo en gran parte masculina de 359 personas VIH-positivas en San Francisco 50 años en adelante que fueron reclutados entre diciembre de 2012 y diciembre de 2014.

Ochenta y dos por ciento de los participantes tenían una carga viral indetectable, y la mayoría tenía más de 500 recuentos de CD4.

La edad media de la cohorte fue de 56. Las dos terceras partes de los individuos estaban en sus 50s.

Los investigadores evalúan los participantes por diversos factores, entre ellos la salud física y el funcionamiento, el apoyo social y la salud mental, de comportamiento y general.

El cuarenta y uno por ciento de los hombres informaron de sufrir una caída durante el año anterior; casi el 60 por ciento experimentado la soledad; la mitad dijeron que tenían poco apoyo social; y más de uno de cada tres tenían deterioro cognitivo leve.

Cuarenta y siete por ciento de los mayores de 60 años reportado problemas de equilibrio, en comparación con el 33 por ciento de aquellos en sus 50s.

El conjunto más antiguo tenía más lenta la velocidad de marcha.

Alrededor del 12 por ciento de las personas en cada grupo de edad tuvo problemas con la salud física y el funcionamiento.

Por el lado positivo, las personas mayores se habían reportado menos ansiedad y adherido a tasas más altas a sus medicamentos para el VIH.

Tener una puntuación más alta en los veteranos índice de envejecimiento de cohortes, que es una herramienta que identifica a las personas VIH positivas que tienen un alto riesgo de enfermedad y muerte, se asoció con un mayor nivel de dependencia de los demás, de acuerdo con las actividades instrumentales de la vida diaria sistema de puntuación; este sistema se ve en la capacidad de realizar tareas comunes como usar el teléfono, ir de compras, servicio de limpieza, manejo de las finanzas y tomar medicamentos.

Los autores concluyeron:
"Nuestros hallazgos ayudar en la comprensión de deterioro funcional en la era actual de tratamiento, y son consistentes con otros estudios que han sugerido que existe una carga significativa entre los adultos mayores que necesitan ayuda con las tareas diarias, especialmente tareas como la administración de medicamentos y compras."




Website Aidsmap:

Website Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (JAIDS): http://journals.lww.com/jaids/pages/

Investigadores Identifican una Prometedora Vacuna contra el VIH, Nuevo Objetivo

No sólo tienen los científicos identificaron un nuevo sitio en la superficie del VIH para una posible vacuna para apuntar, pero también han descubierto un anticuerpo de gran alcance que va después de ese sitio y han descubierto cómo el anticuerpo previene la infección.

La publicación de sus hallazgos en la revista Science, los investigadores estudiaron la sangre de un individuo seropositivo para examinar cómo sus componentes fueron capaces de evitar que el virus infecte a las células.

Los investigadores descubrieron que los componentes de la sangre de este individuo eran buenos en neutralizar el virus.

Pero no se encuentra que los anticuerpos ampliamente neutralizantes ha dirigido los sitios típicos en el virus, donde se han encontrado para adjuntar.

Identificaron una porción de VIH conocida como el péptido de fusión, un hilo de ocho aminoácidos (que son proteínas) que el virus utiliza para unir a una célula con el fin de infectar a ella.

La estructura de los péptidos de fusión es mucho más simple que otros sitios en el virus que los científicos se han dirigido con vacunas.

Los científicos también aislaron un BNA en la sangre de esta persona, a la que llamaron VRC34.01, que se une al péptido de fusión y una molécula de azúcar.

Después de la cristalización del anticuerpo como que estaba conectado al VIH, descubrieron que se previene la infección de una célula mediante la unión a una molécula clave en la superficie de la célula.

Actualmente, los investigadores están desarrollando una vacuna que podría llevar al desarrollo de anticuerpos similares a VRC34.01.




Website National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID): https://www.niaid.nih.gov/Pages/

Website Science:

Una Nueva Estrategia para el Desarrollo de Vacunas Frente al VIH se Muestra Eficaz en Animales

El enfoque, basado en sintetizar partículas similares al virus, podría ser útil en el diseño de vacunas frente a otros patógenos.

Un equipo de investigadores de la Iniciativa Internacional por una Vacuna contra el Sida (IAVI) y el Instituto de Investigación Scripps ha desarrollado unas partículas que se asemejan al aspecto exterior del VIH.

La intención es conseguir una respuesta inmunitaria frente al virus, de modo que actúe como vacuna preventiva, sin poner en peligro de infección a la persona.

Hasta el momento, solo han probado esta estrategia en animales.

Los resultados de este estudio han sido publicados en la revista Cell Reports.

Se considera que para conseguir que una vacuna pueda ser eficaz en la prevención del VIH será preciso conseguir la inducción de una respuesta de anticuerpos ampliamente neutralizantes.

Estos anticuerpos tienen una gran actividad frente al virus, pero muy pocas personas los presentan de forma natural y las que lo hacen, los acaban desarrollando tras un periodo de evolución y no de forma espontánea.

Por este motivo, resulta un gran reto conseguir estos anticuerpos mediante la vacunación.

Una de los enfoques que se sigue es buscar un antígeno capaz de generar de forma específica estos anticuerpos ampliamente neutralizantes.

En su trabajo, los investigadores crearon unas Nanopartículas sintéticas denominadas liposomas, a las que añadieron los trímeros proteicos que presenta el VIH en su membrana externa.

Este trímero es el que usa el virus para unirse a las células humanas para infectarlas. Sin embargo, mientras que el VIH apenas presenta una docena de estas estructuras en su cubierta viral, las partículas sintéticas presentan varios cientos de trímeros, con la esperanza de que esto contribuya a generar una respuesta inmunitaria más eficaz, al ofrecer al sistema inmunitario más dianas sobre las que actuar.

Según los autores, los resultados obtenidos confirman que esta estrategia resultó eficaz y permitió generar una respuesta inmunitaria más potente que la inducida por los trímeros en su disposición natural.

El equipo de investigadores afirma que esta técnica podría suponer el primer paso para conseguir una vacuna preventiva contra el VIH capaz de ofrecer una protección más amplia.

Las partículas elaboradas con los trímeros fueron probadas en ratones y conejos y se descubrió que consiguieron generar una respuesta del sistema inmunitario.

En concreto, se observó la activación de las células B (las que generan los anticuerpos).

Los autores también consideran que estos hallazgos no solo son relevantes en el ámbito del VIH, sino que esta estrategia de realizar imitaciones de los patógenos podría ser útil en la elaboración de vacunas frente a otros tipos de virus.

Fuente: IAVI
Referencia: Ingale J, Stano, A Guenaga J, et al. High-Density Array of Well-Ordered HIV-1 Spikes on Synthetic Liposomal Nanoparticles Efficiently Activate B Cell.




Website CELL:

Website International AIDS Vaccine Initiative (IAVI):