¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

sábado, 25 de junio de 2016

Altos Niveles de Transmisión del VIH es Resistente a los Fármacos en Washington, DC

Los niveles de resistencia a los antirretrovirales transmitida (ARV) son altas entre la población VIH en Washington, DC, pero han caído en los últimos años.

La publicación de sus resultados en Clinical Infectious Diseases, los investigadores realizaron un estudio retrospectivo en el que se analizó la genética del virus en 710 personas con VIH inscritos en los estudios en la capital del país entre 1994 y 2013.

Entre los 566 individuos sin tratamiento previo, resistencia a los medicamentos transmitida general (TDR) fue del 22,5 por ciento.

Un total de 15,8 por ciento tenía resistencia a nucleósidos / nucleótidos inhibidores de la transcriptasa inversa (INTI), el 9,8 por ciento tenía resistencia a los inhibidores no nucleósidos de la transcriptasa inversa (NNRTI) y un 4,2 por ciento tenía resistencia a inhibidores de la proteasa (PI).

En cuanto a las tasas de las personas con TDR a una única clase de antirretrovirales, un respectivo 10 por ciento, 5,1 por ciento y 1,6 por ciento de la cohorte total tenía resistencia a los NRTI, NNRTI e IP.

En cuanto a las personas con TDR dos clases de servicio, un 1,6 por ciento de la cohorte total tenido resistencia a los IP y los NRTI y un 3,4 por ciento tenía resistencia a NRTI y NNRTI.

Un total de 0,9 por ciento de la cohorte fue resistente a los NRTI, NNRTI e IP.

La frecuencia de los TDR se redujo de 27,1 por ciento durante 1994-2006 a la 19,4 por ciento durante 2007 y 2013.



Website Clinical Infectious Diseases:

El Uso de Naltrexona podría Ayudar a Reducir el Consumo de Metanfetamina y Alcohol

El tratamiento con Naltrexona tiene buena aceptación entre los consumidores de estas sustancias.

Un pequeño estudio piloto publicado en JAIDS ha demostrado que Naltrexona podría ayudar a las personas interesadas en reducir el consumo de metanfetamina y alcohol a través de la administración a demanda de dicho fármaco.

La Naltrexona es un antagonista que actúa bloqueando los receptores opioides mu disminuyendo las vías de recompensa de la dopamina que hacen que el consumo de metanfetamina o alcohol sea placentero.

Estudios anteriores han señalado que la Naltrexona reduce los efectos más comunes de las anfetaminas, también reduce el deseo de beber y disminuye la velocidad en que las personas dependientes del alcohol beben.

El presente estudio investigó cómo el uso de la Naltrexona a demanda podría resultar efectivo en hombres que, de manera no habitual, consumen metanfetamina y hombres con episodios alcohólicos (acto de consumir grandes cantidades de alcohol en un breve periodo de tiempo).

El estudio contó con un total de 30 hombres gais y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) que fueron distribuidos de forma aleatoria para recibir Naltrexona por vía oral o bien un placebo durante 8 semanas.

Para poder participar en el estudio los hombres tenían que haber consumido metanfetamina (al menos dos veces por mes), haber realizado episodios alcohólicos al menos una vez por semana, haber mantenido practicas sexuales anales con otro hombre bajo los efectos de la metanfetamina y/o del alcohol en los últimos 3 meses y estar interesados en reducir o dejar de consumir metanfetamina y/o alcohol en cantidades elevadas.

A los participantes del estudio se les indicó que tomaran la medicación a demanda (es decir, según las necesidades) ya fuera en días en que anticipaban que iban a ingerir grandes cantidades de alcohol, antes del consumo de metanfetamina o cuando tuvieran el deseo de consumir tanto metanfetamina como alcohol.

En promedio, los participantes tomaron dos dosis de medicación o del placebo por semana durante el tiempo que duró el estudio.

La mayoría de los participantes no encontraron que las indicaciones del estudio fueran complicadas, incluyendo el uso de la Naltrexona a demanda y tampoco señalaron importantes efectos secundarios producidos por este medicamento.

Entre los hombres que al inicio del estudio señalaron al menos un consumo semanal de metanfetamina, se redujo el número de días de consumo de manera significativa en aquellos que tomaron Naltrexona en comparación con los que tomaron un placebo.

Además, los hombres que recibieron Naltrexona redujeron el número de prácticas sexuales anales receptivas con parejas Serodiscordantes y el número de prácticas sexuales anales receptivas sin preservativo con parejas Serodiscordantes en comparación con aquellos que tomaron el placebo.

Los investigadores suponen que esta disminución se debe a la reducción en el consumo de metanfetamina.

Los resultados del estudio muestran que las personas que tomaron Naltrexona tuvieron menos deseo de consumir metanfetamina o alcohol en comparación con aquellos que tomaron el placebo, aunque la diferencia entre las puntuaciones de los dos grupos no fue estadísticamente significativa.

Como consecuencia del tamaño reducido de la muestra, los investigadores señalan que los resultados no tienen suficiente potencia estadística para comparar los efectos del tratamiento con Naltrexona con los del placebo.

Con todo, los investigadores pudieron observar que ciertas puntuaciones sugieren un efecto protector de la Naltrexona sobre el consumo de la metanfetamina en comparación con el uso de placebo.

Entre las conclusiones destacables de este estudio, los investigadores mencionan la alta aceptabilidad de la intervención entre los participantes: los hombres que consumen metanfetamina y/o los que presentan episodios de alcohol que quieren reducir su consumo estarían dispuestos a tomar Naltrexona si esta les ayudara a reducir el deseo de consumir.

Según los investigadores del estudio, los datos sugieren que es viable, aceptable y tolerable el uso de Naltrexona en este tipo de población.

También observaron una alta aceptabilidad de la pauta intermitente o a demanda.

A pesar de que ha habido otros estudios de farmacoterapia con dosis de tratamiento a demanda entre personas drogodependientes o con desórdenes en el consumo de alcohol, este es el primer estudio que demuestra la aceptación del tratamiento a demanda entre HSH no dependientes del consumo de sustancias.

Fuente: JAIDS Referencia: Santos GM, Coffin P, Santos D et al. Feasibility, acceptability and tolerability of targeted naltrexone for nondependent methamphetamine-using and bringe-drinking men who have sex with men. J Acquir Immune Defic Syndr. 2016 May 1;72(1):21-30. doi: 10.1097/QAI.0000000000000922.



Website Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (JAIDS): http://journals.lww.com/jaids/pages/

La Comunidad de Inyección de Drogas no se Fía del PrEP

Usuarios de drogas inyectables (UDI) están intrigados por Truvada (Tenofovir / Emtricitabina) como profilaxis pre-exposición (PrEP), pero cuidado con su lugar en el ámbito más amplio de métodos de reducción de daños.

La publicación de sus hallazgos en la revista Addiction, los investigadores llevaron a cabo un análisis de un informe de tres consultas comunitarias lideradas por la Red Internacional de personas que consumen drogas (INPUD), que incluyó a 75 personas de 33 países.

UDI son entusiastas acerca de la PrEP, según el informe, pero tienen tres preocupaciones principales, incluyendo:

•La viabilidad de la profilaxis pre lanzamiento entre los CDI, así como diversas consideraciones éticas, como prescripción de antirretrovirales a los usuarios de drogas inyectables VIH-negativos cuando los tipos de tratamiento para el virus entre los usuarios de drogas VIH + es baja.

•El uso de la PrEP puede minar si otros métodos de reducción de daños entre usuarios de drogas inyectables.

•La inquietud acerca de la medicalización de la prevención del VIH, que algunos argumentan desvía la atención de más factores globales que impulsan la transmisión del VIH entre usuarios de drogas inyectables.

Los investigadores concluyeron:
"Se necesita una mayor participación de la comunidad en la estrategia de prevención del VIH, o corremos el riesgo de seguir ignorando la necesidad de actuar sobre los factores estructurales subyacentes y el contexto social de la epidemia del VIH."




Website Aidsmap:

Website International Network of People Who Use Drugs (INPUD): http://www.inpud.net/

Los Problemas Neurológicos Podrían ser Habituales Durante la Fase Aguda de la Infección por el VIH

Los síntomas suelen ser leves y desaparecen tras el inicio del tratamiento antirretroviral.

Un equipo de investigadores estadounidenses de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) y de Yale ha hallado que la mitad de las personas con una infección reciente por el VIH manifiestan problemas neurológicos.

Estas alteraciones neurológicas son generalmente leves y suelen desaparecer una vez que las personas afectadas inician el tratamiento antiretroviral.

Los investigadores evaluaron a 139 pacientes con el VIH que forman parte del estudio RV254 en Tailandia y que habían adquirido el VIH recientemente.

El estudio RV254 evalúa el uso de diferentes estrategias de tratamiento en pacientes con infección aguda por el VIH y ha permitido generar un mayor conocimiento sobre cómo la infección afecta de manera temprana a los diferentes sistemas y funciones del organismos entre ellos el sistema nervioso.

El rango de tiempo desde la adquisición de la infección osciló entre 3 y 56 días con una media de 19 días.

En este estadio temprano de la infección, las pruebas del VIH convencionales no hubieran resultado útiles para descartar la infección dado que el organismo necesita más tiempo para generar una respuesta de anticuerpos específicos frente al VIH.

A todos los participantes se les ofreció tratamiento y comenzaron a tomarlo tras el diagnóstico. Asimismo, los participantes se sometieron a extensas pruebas neurológicas.

Además, una cuarta parte de los participantes optó por hacerse una punción lumbar y casi la mitad de los pacientes aceptó realizarse una resonancia magnética.

Se halló que los síntomas referidos por los participantes coincidían con los resultados de las pruebas neurológicas.

De acuerdo con los hallazgos del estudio, un 53% de los pacientes con una infección reciente por el VIH mostraron alteraciones neurológicas de los cuales una tercera parte tuvo déficits cognitivos, una cuarta parte experimentó problemas motores y aproximadamente el 20% desarrolló neuropatía.

Una gran parte tuvo más de un síntoma y uno de los participantes fue diagnosticado del síndrome de Guillain-Barré, un trastorno grave neurológico autoinmune en el que el sistema inmunitario ataca la mielina (la capa aislante que recubre los nervios) de una parte del sistema nervioso periférico.

El 90% de los problemas presentes durante el diagnóstico desaparecieron tras un mes de tratamiento, sin embargo, el 9% de los participantes todavía mostraba síntomas neurológicos después de seis meses de empezar el tratamiento.

Por otro lado, los síntomas neurológicos se asociaron a una carga viral más elevada en la sangre de los participantes. Según Joanna Hellmuth, autora principal del estudio y miembro del Departamento de Neurología en la UCSF, fue sorprendente hallar que los problemas neurológicos se encontraban de manera generalizada entre los participantes con una infección reciente por el VIH.

También señala que, a pesar de que los resultados no fueron significativos, es evidente que el VIH afecta al sistema nervioso tras los primeros días de la infección lo que refuerza la necesidad de considerar el cerebro como un reservorio que contiene el VIH de forma latente.

Además, como la mayoría de los problemas neurológicos desaparecieron tras el tratamiento, el estudio refuerza la idea de que es recomendable que las personas que se encuentran en una situación de riesgo de VIH aumenten la frecuencia de la prueba de detección y en el caso de que el resultado sea positivo considerar el inicio inmediato del tratamiento.

Referencia: Hellmuth J, Fletcher J, Valcour V, et al. Neurologic signs and symptoms frequently manifest in acute HIV infection. Neurology, 2016. DOI: 10.1212/WNL.0000000000002837.



Website Neurology Journal:

Hombres con la Supresión del VIH en Sangre Completa, También Tienen el Virus no Detectable en el Líquido Preseminal

Hombres VIH positivos que tienen una carga viral totalmente suprimidas gracias al tratamiento antirretroviral (ARV) también tienen una carga viral indetectable en el líquido pre-eyaculatorio, o líquido preseminal, informes Aidsmap.

La publicación de sus hallazgos en la revista AIDS, los investigadores estudiaron a 60 hombres sexualmente activos con VIH que estaban en tratamiento estable para el virus durante al menos tres meses.

La investigación anterior y en curso ha sugerido cada vez más que la transmisión del VIH cuando la carga viral es indetectable en la sangre es muy improbable, si no imposible.

Los hombres de este estudio proporcionaron muestras de líquido preseminal, el semen y la sangre.

Ocho de los hombres tenían una carga viral detectable en su sangre, que oscila entre 80 y 640.000; el 52 restantes tenían una carga viral indetectable en sangre.

Entre los hombres con VIH totalmente suprimida en la sangre, ninguno tenía un uretral infección bacteriana de transmisión sexual.

Uno tenía la inflamación de la uretra y una fue la eliminación del virus del herpes simple tipo 2 en su semen.

Diez (19 por ciento) tenían replicación viral de bajo nivel en su semen, con cargas virales seminales que oscilan entre 59 y 800.

Ninguno de ellos tenía el virus en su pre-semen.

Cuatro de los hombres con VIH detectable en su sangre fueron la eliminación del virus en el semen, con una carga viral seminal entre 40 y 96.000.

Uno de estos hombres también tenían niveles detectables de virus en su pre-semen, con una carga viral de 2.400.

Los investigadores concluyeron que "fluido pre-eyaculatorio puede no contribuir a la transmisión del VIH en los hombres en [ARV], por lo menos en los hombres sin infecciones genitales."




Website Aidsmap:

Website AIDS Journal:

EE UU Aprueba un Tratamiento de Mantenimiento de la Dependencia de Opiáceos que se Administra cada 6 Meses

Se trata de unos pequeños implantes en el brazo que liberan pequeñas dosis de Buprenorfina de forma constante.

La Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EE UU (FDA, en sus siglas en inglés) ha aprobado la comercialización de un nuevo medicamento para el tratamiento de la dependencia de opiáceos de administración bianual (cada 6 meses) para personas que ya se encuentran en terapia de mantenimiento a dosis bajas o medias.

El medicamento en cuestión se trata de un implante y ha sido comercializado en EE UU bajo el nombre de ProbuphineTM y contiene Buprenorfina, fármaco comercializado en España en diversas dosis de administración diaria bajo el nombre de Buprex®, Bunorfin®, como especialidad farmacéutica genérica o Coformulado con Naloxona (Suboxone®).

El tratamiento de mantenimiento con medicamentos utiliza opiáceos prescritos médicamente pero, al contrario que en el caso del tratamiento de desintoxicación a corto plazo, la dosis de dichos fármacos es más estable y solo se disminuye al final del tratamiento.

La idea básica es que el tratamiento de mantenimiento ayude a controlar los deseos compulsivos de consumir y permita, de este modo, cambiar de estilo de vida para, cuando la persona se sienta preparada, dar el último paso y abandonar paulatinamente el tratamiento de mantenimiento y dejar los opiáceos por completo.

Aun así, el tratamiento de mantenimiento se vuelve más efectivo si se combina con estrategias sin medicación, aproximación que incrementa las posibilidades de éxito, minimizando las recaídas.

A la luz de numerosos estudios es, de este modo, una buena estrategia complementar el tratamiento con medicamentos con ejercicio físico, una dieta que favorezca la eliminación de los tóxicos, el apoyo psicológico de un terapeuta con experiencia y la participación en grupos de ayuda mutua.

Hasta la fecha, las únicas formulaciones para el tratamiento de mantenimiento con medicamentos opiáceos han sido siempre de administración diaria (metadona en formulación líquida y Buprenorfina en forma de comprimidos).

Aunque se trata de formas de administración efectivas para muchas personas, para otras, especialmente para aquellas con problemas de adhesión, pueden presentar una baja efectividad por olvido de tomas, pérdida de dosis, etc.

El desarrollo de ProbuphineTM, por este motivo, puede ser útil para compensar la baja efectividad por problemas de adhesión, dado su acción prolongada durante 6 meses.

El nuevo medicamento se administra en forma de cuatro pequeños implantes subcutáneos en el antebrazo que deben ser sustituidos cada 6 meses, alternando el brazo de implantación.

Dicha implantación debe ser realizada por parte de un profesional sanitario debidamente entrenado y certificado tras la realización de un programa de formación específico.

Este punto es importante, ya que un implante mal realizado podría conllevar daños en los nervios de la zona o una expulsión del dispositivo.

Los resultados de eficacia y seguridad de ProbuphineTM que han llevado a su aprobación por parte de la FDA provienen de un ensayo clínico de distribución aleatoria en el cual el 63% de las personas a quienes se administró el implante no consumieron opiáceos durante los seis meses de duración del estudio (lo cual pudo verificarse a través de analíticas de orina).

Dicho porcentaje fue similar al observado tras la administración de comprimidos sublinguales de Buprenorfina.

Los efectos secundarios más frecuentes con el nuevo medicamento fueron dolor, picor y enrojecimiento en el lugar de implantación; dolor de cabeza; depresión; estreñimiento; náuseas; vómitos; dolor de espalda y dolor de garganta y boca.

En los estudios no se verificó la eficacia y seguridad de ProbuphineTM ni en menores de 16 años ni en mayores de 65.

Dado que la dosis contenida en el implante es significativa, es importante realizar, como mínimo, un control rutinario del estado del implante una vez al mes para descartar una liberación inadecuada del principio activo o un mal uso en el caso de producirse una expulsión espontánea.

La presente aprobación añade una nueva opción de tratamiento para aquellas personas en terapia de mantenimiento de la dependencia de opiáceos, lo cual favorecerá una aproximación terapéutica más personalizada para dichas personas.

De momento ProbuphineTM solo podrá ser prescrito en EE UU. Cabrá esperar a la aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) y la subsiguiente negociación del precio entre el laboratorio comercializador y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para poder acceder a dicho medicamento en España.

Referencia: Comunicado de prensa de la FDA 26/05/2016



Website Food and Drug Administration (FDA):

Un Anillo Vaginal Microbicida con Tenofovir y Emtricitabina se Muestra Eficaz como Profilaxis Pre-Exposición en Monos

Por su parte, un anillo basado solo en Tenofovir resultó seguro y capaz de alcanzar concentraciones de fármaco protectoras frente al VIH en mujeres.

Un estudio publicado recientemente en PLoS ONE ha revelado que la aplicación de un anillo vaginal que liberaba de forma constante los antirretrovirales Tenofovir y Emtricitabina a un grupo de monos macacos no solo consiguió alcanzar unas concentraciones protectoras de fármaco durante 4 meses, sino que todos los animales que llevaban en anillo quedaron protegidos frente a la infección por un virus modificado genéticamente para parecerse al VIH.

Por otro lado, otro estudio publicado en la revista AIDS probó un diseño de anillo diferente (que en esta ocasión liberaba solo Tenofovir) para determinar su seguridad y farmacocinética.

Los microbicidas son una variedad de profilaxis preexposición, pero de uso tópico en lugar de oral. Así, estos productos aplicados en la vagina o el recto tienen el potencial de ofrecer protección frente al VIH.

En el año 2010 el ensayo CAPRISA 004 consiguió demostrar la eficacia de un gel microbicida con un 1% de Tenofovir, que logró reducir la tasa de infección por VIH en un 39% en mujeres.

No obstante, uno de los grandes problemas que presenta esta estrategia es que exige un elevado nivel de adherencia, que no siempre es fácil de conseguir.

Por este motivo se están estudiando formulaciones alternativas que se adapten mejor a las necesidades de las mujeres, como los anillos vaginales, que permiten ofrecer protección durante largos periodos de tiempo.

A pesar de lo prometedores que resultan los anillos microbicidas vaginales, los resultados hasta la fecha son bastante modestos.

En este primer estudio se probó un novedoso diseño de anillo vaginal con vainas que es capaz de liberar Tenofovir y Emtricitabina a velocidades controladas de forma independiente.

El equipo de investigadores contó con 12 hembras de macacos de cola de cerdo, elegidos por sus similitudes tanto con el ciclo menstrual femenino como con la flora vaginal y su estructura.

El anillo fue cambiado cada 2 semanas a lo largo de un periodo de 18 semanas.

Los monos fueron expuestos por vía vaginal (una vez a la semana durante 16 semanas) a una variedad del virus de la inmunodeficiencia símica (VIS), modificado genéticamente para hacerlo similar al VIH (SHIV162p3).

Los anillos vaginales fueron cambiados 3 días antes de la siguiente exposición.

Los seis animales que recibieron los dispositivos vaginales quedaron protegidos frente a la infección, a diferencia de los monos de control real (que se infectaron tras una mediana de 5 exposiciones) y los controles históricos empleados en el estudio (que adquirieron el virus tras una mediana de 4 exposiciones).

En sus conclusiones, los autores del estudio explicaron que el diseño del anillo permite superar algunas de las limitaciones de los diseños de anillos con depósito o de matriz, al permitir que se fijen tasas de liberación controladas individualmente en cada vaina.

En un estudio anterior, este tipo de anillos demostró ser capaz de conseguir tasas estables de liberación de fármacos, mientras que los anillos de depósito o de matriz presentaron una variabilidad notable en las tasas diarias de liberación con el tiempo.

Por su parte, el otro estudio publicado en la revista AIDS evaluó la seguridad y farmacocinética (pero no estaba diseñado para determinar la eficacia) en mujeres de otro tipo de anillo vaginal, que contiene un depósito desde el que libera Tenofovir.

En el estudio participaron 30 mujeres sanas que practicaban la abstinencia sexual de entre 18 y 45 años.

Quince de ellas recibieron anillos que liberan Tenofovir, mientras que las otras quince recibieron un anillo placebo sin fármaco activo.

Posteriormente, se midieron las concentraciones de fármacos en el fluido cervicovaginal, las secreciones rectales, el plasma sanguíneo y en gotas de sangre seca a lo largo de 14 días de uso continuo del anillo y 7 días de seguimiento tras haberlo retirado.

Al día 14 se tomó una biopsia del tejido de la cérvix (cuello del útero).

Se determinaron las concentraciones estables alcanzadas en el líquido cervicovaginal en muestras tomadas en varios puntos, tanto detrás como delante del anillo al día siguiente de su colocación.

La vida media de Tenofovir tras retirar el anillo fue de unas 12 horas y la mediana de las concentraciones de fármaco se mantuvieron constantes por encima de 1.000 ng/mL de 2 a 4 días tras su retirada.

En cuanto a las muestras rectales, se detectó la presencia del fármaco en todas excepto una.

La mediana de la concentración de Tenofovir en las biopsias de tejido de la cérvix 13 días después de colocar el anillo fue de 5,4ng/mg.

El líquido cervicovaginal tomado a la semana 1 y 2 después de colocar los anillos demostró la existencia de una protección significativa frente a la exposición al VIH en el laboratorio, y la actividad inhibidora superó el 90%.

El 78% de las participantes (11 de 14) presentó niveles detectables de Tenofovir difosfato (la forma activa del fármaco) en las muestras de sangre seca 14 días después de colocar los anillos de Tenofovir, lo que sugiere que este análisis podría constituir un marcador subrogado de adherencia en los ensayos clínicos.

Los anillos vaginales resultaron en general seguros y bien tolerados.

Se registró un total de 43 acontecimientos adversos (29 en el brazo de intervención y 12 en el de placebo), la mayor parte de los cuales fueron leves. Se detectaron 8 casos de secreción vaginal que se consideraron relacionados con el producto, 8 en el brazo de Tenofovir y 2 en el de placebo.

Una mujer abandonó el estudio, pero el resto de las participantes afirmaron que el anillo vaginal resultó aceptable y fácil de utilizar.

Todos estos datos han llevado a los autores a afirmar que está justificado seguir adelante con la evaluación clínica de este anillo con Tenofovir.

Fuente: HIVandHepatitis
Referencias: Srinivasan P, Moss JA, Gunawardana M, et al. Topical Delivery of Tenofovir Disoproxil Fumarate and Emtricitabine from Pod-Intravaginal Rings Protects Macaques from Multiple SHIV Exposures. PLoS ONE 11(6):e0157061. June 8, 2016. Keller MJ, Mesquita PM, Marzinke MA, et al.

A phase 1 randomized placebo-controlled safety and pharmacokinetic trial of a tenofovir disoproxil fumarate vaginal ring. AIDS 30(5):743-751.




Website HIVandHepatitis:

Website PLoS ONE: