¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

jueves, 29 de enero de 2015

El Inicio Precoz con Interrupciones del Tratamiento contra el VIH Podría no Tener Beneficios Frente al Inicio Diferido‏

Según los resultados de un estudio la continuidad en el tratamiento sería el factor clave de cara a minimizar el impacto del virus en el sistema inmunitario.

Un estudio realizado a partir de datos procedentes de la cohorte francesa PRIMO sugiere que comenzar el tratamiento antirretroviral inmediatamente después de la infección por VIH e interrumpirlo no representa ventaja alguna respecto a comenzar el tratamiento cuando el recuento de CD4 sea inferior a una determinada cifra.

Estas conclusiones contradicen las hipótesis planteadas por otros investigadores, que han postulado que el comienzo precoz de la terapia presentaría beneficios por sí mismo: según los resultados de este estudio, sólo aquellas personas que iniciaron el tratamiento antirretroviral precozmente y continuaron con el mismo de forma ininterrumpida experimentaron algún tipo de ventaja en términos de recuperación inmunológica.

En general, se acepta que es preferible el inicio precoz del tratamiento contra el VIH y que presenta ventajas sobre el inicio diferido, pero el presente estudio pone en duda que los beneficios sean producidos tanto por el inicio precoz como por el periodo de tiempo total que se estén tomando antirretrovirales una vez producida la infección.

Los resultados del estudio mostraron, asimismo, que únicamente aquellas personas que iniciaron el tratamiento de forma precoz tras la infección y continuaron con él, manteniendo cargas virales indetectables, lograron un equilibrio entre linfocitos T similar a las de una persona sin VIH.

Las células CD4 tienen una gran importancia en la respuesta a las infecciones del sistema inmunitario, y las células CD8 son las encargadas de activar la eliminación de agentes patógenos.

El sistema inmunitario de una persona sin VIH presenta niveles más elevados de CD4 que de CD8, con una razón de CD4/CD8 superior a 1 (esta razón CD4/CD8 no debe confundirse con el porcentaje de CD4, en cuyo cálculo se incluyen otros tipos de células del sistema inmunológico).

En las personas con VIH, por el contrario, es habitual que esta razón esté invertida, existiendo un número de CD8 superior al de CD4.

En general, se considera que una razón inferior a 0,30 es un buen indicador de la necesidad de tomar antirretrovirales, aunque no suele utilizarse como criterio clínico único.

El estudio se realizó con los datos procedentes de una cohorte de 727 personas con VIH y fecha conocida de infección.

Se calculó el tiempo total que había pasado desde el momento de la infección con una carga viral superior a las 400 copias/mL y dividieron a los participantes en tres grupos.

El primer grupo (244 personas) estaba formado por aquellos participantes que habían iniciado el tratamiento de forma precoz tras la infección pero lo habían interrumpido al menos en una ocasión (53%) o en más de una ocasión (47%).

El segundo grupo (218 personas) estaba compuesto por participantes que habían retrasado el comienzo del tratamiento (2,5 años de media desde el momento de la infección), iniciándolo posteriormente.

El tercer grupo (265 personas) estaba formado por aquellos participantes que habían iniciado el tratamiento poco después de la infección y lo habían continuado sin interrupciones.

Todos los participantes tomaban antirretrovirales, excluyéndose del estudio a aquellos participantes que no los tomasen (77 personas), así como a aquellos que, habiendo retrasado el comienzo del tratamiento, luego lo hubiesen interrumpido (30 personas).

No se observaron grandes diferencias entre el primer grupo y el segundo; esto es, entre las personas que habían iniciado el tratamiento de forma precoz y lo habían interrumpido y entre las personas que habían iniciado el tratamiento de forma tardía.

Si bien el segundo grupo presentaba recuentos de CD4 superiores en el momento del diagnóstico (554 frente a 471 células/mm3), el recuento actual era similar (645 frente a 654 células/mm3, respectivamente).

La medida de la viremia acumulada, expresada como el sumatorio de la carga viral obtenida en cualquier test realizado ponderada por el número de años desde la infección, fue de 7,95 billones frente a 3,16 billones, diferencia que no resulta significativa.

El tiempo total pasado con carga viral detectable tuvo un ligero efecto sobre el recuento actual de CD4 (el tercio superior de participantes con cargas virales acumuladas de ambos grupos tenían un recuento medio de CD4 54 células/mm3 inferior) pero esta diferencia tampoco resultó estadísticamente significativa.

Los participantes del tercer grupo, que habían seguido la terapia antirretroviral de forma continuada desde el comienzo, obtuvieron resultados mucho mejores: su recuento medio actual de CD4 fue de 731 células/mm3, 125 células/mm3 superior al del segundo grupo y 106 células/mm3 superior al del primer grupo, resultados que se mantuvieron cuando se consideró la diferencia del valor del recuento de CD4 al comienzo.

La razón de células T en este tercer grupo fue 0,27 superior a la del primer y segundo grupo.

Un 64% de los participantes tenían un ratio CD4 superior a 1, frente al 36% y 40% del primer y segundo grupo, respectivamente.

Las conclusiones de este estudio son contrarios a la hipótesis sugerida por otros estudios, que postulaban que el inicio precoz de la terapia antirretroviral podría ofrecer beneficios suficientes como para compensar la interrupción posterior de la misma e, incluso, ofrecer ventajas permanentes en términos de recuperación inmunológica.

Los resultados de este estudio parecen indicar que las ventajas del inicio precoz de la terapia antirretroviral por si mismos son muy escasos si posteriormente se interrumpe el tratamiento.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Seng R et al. Influence of lifelong cumulative HIV viremia on long-term recovery of CD4+ count and CD4+/CD8+ ratio among patients on combination antiretroviral therapy. AIDS, published ahead of print. Doi: 10.1097/QAD.0000000000000571. 2015.




Website Aidsmap:

Website AIDS Jornal:

miércoles, 28 de enero de 2015

Resultados Prometedores de Cabotegravir Inyectado en Simios como Profilaxis Preexposición‏

La acción duradera del fármaco en investigación abre la puerta a formulaciones inyectables de administración trimestral.

La estrategia de la profilaxis preexposición (PPrE) como medida de prevención del VIH está adquiriendo una creciente relevancia a medida que distintos estudios sugieren que su utilización podría jugar un importante papel en el control de la epidemia.

En la actualidad, los ensayos realizados con Truvada® (tenofovir/emtricitabina) usada como PPrE han mostrado altos niveles de eficacia y seguridad (véanse La Noticia del Día 22/10/2014 y La Noticia del Día 23/05/2014).

El principal factor implicado en la efectividad de la PPrE parece ser la adecuada adherencia al tratamiento, habiéndose registrado dificultades por parte de los participantes en los estudios para la toma continuada de una pastilla diaria, lo que podría provocar una disminución drástica de la efectividad de la prevención.

Por ello se postula que si se pudiese utilizar un método que permitiese aumentar el tiempo entre dosis podrían alcanzarse mayores niveles de eficacia de la PPrE.

El desarrollo de cabotegravir –antes denominado GSK1265744 o GSK744– está encaminado a explorar esta vía.

Este fármaco en investigación es un inhibidor de la integrasa cuyas propiedades químicas permiten que se formule en una solución inyectable de liberación prolongada.

Se pretende que el uso de este fármaco permita simplificar la pauta de tratamiento a una única inyección trimestral, para lo que se están realizando estudios para medir la aceptabilidad y seguridad del mismo (véase La noticia del Día 15/09/2014).

Un estudio realizado con macacos por un equipo de investigación procedente del Centro de Investigación de Sida de la Universidad Rockefeller (EE UU) en colaboración con el laboratorio farmacéutico GlaxoSmithKline (desarrollador de Cabotegravir) y el Centro Nacional de Investigación con Primates de Tulane (EE UU) investigó la farmacocinética y eficacia de cabotegravir como PPrE de acción duradera frente a repetidas exposiciones vaginales de alta dosis del virus quimérico símico humano conocido como virus de la inmunodeficiencia humana símica (VIHS), un virus híbrido simio-humano.

En estudios previos ya se había comprobado la efectividad de cabotegravir en exposiciones rectales de baja dosis en macacos.

El estudio se realizó sobre doce macacos rhesus hembra a los que previamente se había suministrado DMPA (acetato de medroxiprogesterona depot, en sus siglas en inglés), un anticonceptivo hormonal que parece facilitar la transmisión del virus por vía vaginal (véase La Noticia del Día 21/01/2015).

Se aplicaron inyecciones de cabotegravir a ocho de los macacos al comienzo del estudio y a la cuarta semana, sirviendo los cuatro macacos restantes como control.

En los análisis realizados se observó que la concentración de cabotegravir sistémica y en tejido fue menor que la observada previamente en macacos macho, y cinco veces menor en tejido cervical que en tejido rectal.

Al someter a los macacos a la exposición de VIHS tras recibir la primera dosis de PPrE ninguno de ellos resultó infectado, y la protección fue efectiva también en seis de los ocho macacos tras tres exposiciones de alta dosis realizadas tras la administración de la segunda inyección de Cabotegravir.

Estos resultados esperanzadores se ven apoyados por las conclusiones de un segundo estudio realizado por un equipo de investigación procedente de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés), también en colaboración con GlaxoSmithKline.

El estudio quería comprobar los efectos protectores de inyecciones mensuales de cabotegravir frente a exposiciones vaginales de VIHS en macacos.

Para ello, se dividió a doce macacos hembra cola de cerdoen dos grupos.

Al primer grupo se le administraron inyecciones mensuales de cabotegravir y al segundo grupo, que actuó como control, placebos.

A continuación, se les sometió a inoculaciones vaginales de VIHS dos veces por semana por un periodo de once semanas.

Las concentraciones plasmáticas de cabotegravir alcanzables en humanos con inyecciones trimestrales fueron suficientes para proteger a los seis macacos tratados con la PPrE, mientras que todos los macacos del grupo control resultaron infectados, con un valor mediano de cuatro exposiciones antes de la infección.

Las conclusiones de ambos estudios apoyan el desarrollo de investigación clínica en torno al uso potencial de cabotegravir inyectado como un candidato potencial de PPrE en mujeres.

Asimismo, a raíz de los prometedores resultados obtenidos en simios, el fármaco está siendo probado en un ensayo clínico de fase 2 con un grupo de 120 hombres con bajo riesgo de infección, de cara a evaluar la tolerancia al fármaco y la aceptación a la vía de administración en forma de inyectable, que representa una novedad en el tratamiento preventivo del VIH.

Fuente: HivandHepatitis
Referencia: CD Andrews, YL Yueh, W Spreen, M Markowitz, et al. A long-acting integrase inhibitor protects female macaques from repeated high-dose intravaginal SHIV challenge. Science Translational Medicine 7(720):270ra4. January 14, 2015

J Radzio, W Spreen, YL Yueh, W Heneine, et al. The long-acting integrase inhibitor GSK744 protects macaques from repeated intravaginal SHIV challenge. Science Translational Medicine 7(720):270ra5. January 14, 2015




Website HivandHepatitis:

Website The Rockefeller University:

Tabla de Fármacos Antirretrovirales Actualizada a Octubre de 2014

La nueva tabla de medicamentos para el VIH aprobados en la Unión Europea hasta octubre de 2014.

Están agrupados por familias, se detalla el nombre genérico, el nombre comercial, la formulación, la dosificación estándar en adultos y notas sobre los principales efectos secundarios y las restricciones alimentarias.

NAM y gTt han adoptado todas las precauciones razonables en la elaboración de esta publicación. Los editores no se hacen responsables de cualquier imprecisión, error o hecho más allá de su control.

La inclusión de información sobre cualquier tratamiento o terapia no supone una aceptación de los mismos por parte de los editores.

La información debería emplearse siempre acompañada de asesoramiento médico profesional.


Website NAM:

Website Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt):

martes, 27 de enero de 2015

Los Niveles de CD4 y la Eficacia del Tratamiento Antirretroviral Influirían en el Riesgo de Desarrollar Cáncer Anal‏

El riesgo de desarrollar cáncer anal se triplicó entre las personas que iniciaron tratamiento antirretroviral antes de que se dispusiera de las combinaciones de alta eficacia que se usan en la actualidad.

Un estudio publicado en AIDS ha concluido que, entre la población de hombres que practican sexo con otros hombres (HSH) con VIH, existe un fuerte vínculo entre el riesgo de desarrollar cáncer anal y el haber llegado a bajos recuentos de CD4 y/o haber estado tomando tratamiento antirretroviral ineficaz –hecho muy frecuente en la época inmediatamente anterior al establecimiento de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA)-.

Las personas con VIH presentan una elevada prevalencia de infección por el virus del papiloma humano (VPH), que en algunos casos provoca cambios celulares (displasia) que pueden desembocar en la aparición de cáncer anal, cervical u otros cánceres del área genital.

En el caso particular del cáncer anal, la TARGA, por sí misma, no impide la aparición de las lesiones anales precancerosas, ya que, de hecho, su incidencia se ha incrementado tras el desarrollo de las combinaciones eficaces de antirretrovirales (debido fundamentalmente a que estas cronifican la infección por VIH y aumentan notablemente la esperanza de vida), lo que se traduce en un aumento de la probabilidad de padecer cualquier enfermedad, entre otras consecuencias.

A pesar de ello, es muy probable que la TARGA consiga una reducción de forma indirecta del riesgo de progresión de las lesiones precancerosas a cáncer anal, gracias a su capacidad de mantener la función inmunitaria.

Para demostrar esta hipótesis, los autores del estudio llevaron a cabo un análisis retrospectivo de casos de cáncer anal en una cohorte de HSH con VIH que habían tomado antirretrovirales entre los años 1988 y 2008 (de forma continuada o en uno o varios períodos).

Durante el estudio se diagnosticaron 37 casos de cáncer anal entre los 1.654 participantes incluidos en el análisis.

El 70% de los participantes que desarrollaron cáncer anal habían tomado antirretrovirales antes de la instauración de la TARGA, es decir, antes del año 1996.

La mediana de los recuentos de CD4 entre quienes desarrollaron dicho tipo de cáncer era bajo, de unas 70 células/mm3.

De hecho, el mayor recuento de CD4 registrado entre las personas en este grupo fue de 130 células/mm3.

Los participantes que iniciaron tratamiento antirretroviral antes de la llegada de la TARGA presentaron un promedio del tiempo hasta el desarrollo de cáncer anal significativamente inferior al de quienes iniciaron directamente TARGA.

De hecho, el riesgo de progresar a cáncer fue 3 veces mayor entre quienes iniciaron tratamiento en la era pre-TARGA (cociente de riesgo ajustado [CRa]: 3,04).

En la misma línea, el riesgo de alcanzar un recuento de CD4 nadir inferior a 100 células/mm3 fue superior entre quienes iniciaron el tratamiento antirretroviral en el período pre-TARGA (CRa: 2,21), como también lo fue el de encontrarse con bajos recuentos de CD4 durante períodos prolongados (CRa: 1,33).

Los resultados del presente estudio muestran como los niveles de CD4 afectarían al desarrollo de cáncer anal, por lo que el mantenimiento del sistema inmunitario por medio de la TARGA y una buena tasa de diagnóstico precoz (para evitar bajos recuentos nadir por diagnóstico tardío) serían dos buenas estrategias para, a la luz de los presentes resultados, reducir el riesgo de que lesiones anales por VPH progresen a cáncer anal.

Fuente: HIVandHepatitis
Referencia: Dunacn KC, Chan KJ, Chiu CG, et al. HAART slows progression to anal cancer in HIV-infected MSM. AIDS 29(3):305-311. January 28, 2015.




Website HIVandHepatitis:

Website Journal AIDS:

Prueba para VIH, Hepatitis C y Hepatitis B Aprobado por la FDA

La FDA autoriza una prueba de hemocribado de Roche que detecta e identifica simultáneamente tres importantes dianas víricas

La prueba Cobas® TaqScreen MPX proporciona una mayor sensibilidad y permite optimizar el flujo de trabajo.

Roche (SIX: RO, ROG; OTCQX: RHHBY) ha comunicado hoy que el organismo regulador estadounidense FDA ha autorizado el uso de la prueba cobas® TaqScreen MPX v2.0 para la detección e identificación de VIH, VHC y VHB en donaciones de sangre humana completa y hemoderivados, incluido el plasma procedente de plasmaféresis.

Esta última versión de la prueba cobas® TaqScreen MPX ofrece una sensibilidad mejorada, y es la única prueba autorizada por la FDA que detecta e identifica las dianas víricas más importantes mediante una prueba sencilla que no requiere preparativo alguno.

La combinación de los pasos de detección e identificación de las dianas víricas en un sistema totalmente automatizado optimiza el flujo de trabajo de los centros de análisis de sangre y plasma al suprimir la necesidad de ciclos de análisis consecutivos, y permite informar antes al donante en caso de resultado positivo.

«Roche lleva desde 1998 desarrollando pruebas y sistemas diseñados para proteger a escala mundial el suministro de sangre y plasma —explica Roland Diggelmann, director operativo (COO) de Roche Diagnostics—.

Mediante el continuo desarrollo de estos productos innovadores aspiramos a lograr el máximo nivel de seguridad para los pacientes y de eficiencia para los centros de sangre y plasma. La autorización que acabamos de recibir respalda ese compromiso».

Tras la homologación europea CE y las recientes autorizaciones en Canadá, Brasil, China y la India, la aprobación por la FDA de la prueba cobas® TaqScreen MPX v2.0 permite mejorar el nivel de seguridad de los centros de sangre y plasma en todo el mundo.

El uso de tecnología PCR multi-colorante en tiempo real permite la detección y discriminación simultáneas de VIH, VHC y VHB en cada muestra de donante, lo que reduce el volumen de muestra necesario y el tiempo requerido para el análisis.

*Acerca de la prueba cobas® TaqScreen MPX v2.0
La prueba cobas TaqScreen MPX v2.0 es una prueba in vitro cualitativa para la detección directa de ARN del virus de la inmunodeficiencia humana de tipo 1 (VIH-1) del grupo M, ARN del VIH-1 del grupo O, ARN del virus de la inmunodeficiencia humana de tipo 2 (VIH-2), ARN del virus de la hepatitis C (VHC) y ADN del virus de la hepatitis B (VHB) en plasma humano.

La prueba está destinada al cribado de donaciones de sangre completa y hemoderivados en grupos de 6 muestras y de donaciones de plasma mediante plasmaféresis en grupos de hasta 96 muestras.

La prueba se lleva a cabo en el sistema totalmente automatizado cobas s 201, diseñado para incrementar la eficiencia de procesado gracias a su diseño modular único y al empleo de reactivos listos para su uso.

El sistema cobas s 201 permite la detección de señales en cuatro canales distintos, lo que hace posible el seguimiento simultáneo de tres dianas víricas (VIH, VHC y VHB) y de una señal de control interna correspondiente a todo el proceso.

Además de VIH, VHC y VHB, el menú analítico del sistema cobas s 201 incluye pruebas para el virus del Nilo Occidental, el parvovirus B19 y el virus de la hepatitis A (VHA).

Todas las pruebas de hemocribado de Roche se basan en la tecnología de amplificación de ácidos nucleicos, que permite una detección de virus más rápida que las pruebas serológicas tradicionales.

El sistema cobas s 201 ofrece un amplio menú analítico mediante amplificación de ácidos nucleicos en una única plataforma automatizada.

*Acerca de la actividad de Roche en el área del cribado de sangre y plasma
Roche es una empresa líder en el mercado mundial de cribado de sangre y plasma mediante amplificación de ácidos nucleicos, cuyo volumen de negocio se estima en casi 800 millones de francos suizos.

El análisis basado en ácidos nucleicos permite detectar una infección vírica activa con mayor rapidez que las pruebas convencionales mediante anticuerpos o antígenos.

Las pruebas de ácidos nucleicos de Roche basadas en PCR en tiempo real se vienen utilizando desde 1998 para el cribado de sangre, plasma y hemoderivados.

Actualmente, más de 250 centros analíticos de todo el mundo emplean los sistemas automatizados de Roche para el cribado de sangre y plasma.

*Acerca de Roche
Roche, cuya sede central se halla en Basilea (Suiza), es una compañía líder del sector de la salud, centrada en la investigación y con la potencia combinada de la integración farmacéutica-diagnóstica.

Roche es la mayor empresa biotecnológica del mundo y tiene medicamentos auténticamente diferenciados en las áreas de oncología, inmunología, enfermedades infecciosas, oftalmología y neurociencias.

Roche también es el líder mundial en diagnóstico in vitro y diagnóstico histológico del cáncer, y se sitúa a la vanguardia en el control de la diabetes.

La estrategia de Roche en medicina personalizada tiene como fin proporcionar medicamentos y pruebas diagnósticas que hagan posible mejoras tangibles de la salud, la calidad de vida y la esperanza de vida de los pacientes.

Fundada en 1896, Roche lleva más de un siglo contribuyendo de manera importante a mejorar la salud en todo el mundo. La Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud contiene 24 medicamentos desarrollados por Roche, entre ellos antibióticos, antipalúdicos y quimioterápicos que salvan vidas.

En el año 2013, el Grupo Roche tenía más de 85.000 empleados, invirtió 8.700 millones de francos suizos en Investigación y Desarrollo y sus ventas alcanzaron la cifra de 46.800 millones de francos suizos.

Genentech, en Estados Unidos, es un miembro de plena propiedad del Grupo Roche. Roche es el accionista mayoritario de Chugai Pharmaceutical (Japón).


Website ROCHE: