¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Una Nueva Prueba de Detección Lograría Identificar la Infección Aguda por Hepatitis C con Menor Coste que las Actuales‏

El test presentaría una sensibilidad similar a la de la PCR, prueba diagnóstica estándar en la actualidad, y sus resultados se obtendrían mucho más rápidamente.

Según un estudio británico publicado en la edición digital de Clinical Infectious Diseases, la prueba de detección del antígeno nuclear del virus de la hepatitis C (VHC) constituiría un test fiable y asequible para detectar infecciones agudas por VHC entre hombres que practican sexo con hombres (HSH) del Reino Unido.

La fiabilidad de la prueba sería comparable a la de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), actual test estándar de diagnóstico de infección aguda por VHC que detecta el material genético del virus, pero permitiría un ahorro económico, de tiempo y de personal, hecho que favorecería la sostenibilidad del sistema sanitario.

El cribado de infecciones agudas por VHC es una herramienta de salud pública cada vez más necesaria en países de la Europa occidental y Norteamérica, donde en los últimos años se ha detectado un importante incremento en la incidencia de dicha patología, especialmente entre HSH con VIH (véase La Noticia del Día 07/10/2014).

Las guías europeas y estadounidenses recomiendan que, como norma general, se deberían realizar análisis de enzimas hepáticas a HSH con VIH cada seis meses y una prueba de detección de anticuerpos del VHC una vez al año.

No obstante, estas pruebas pueden no ser demasiado útiles en este colectivo, donde no es extraño observar retrasos en la seroconversión derivados de la inmunosupresión asociada al VIH y las reinfecciones son frecuentes y es imposible esclarecer con estos medios si una persona tiene infección activa, la tuvo pero se curó o la tuvo, se curó y se ha re-infectado.

La llegada de las pruebas de detección de antígenos nucleares podría reducir en gran medida el grado de incertidumbre en el proceso diagnóstico de HSH con VIH y hacerlo a un precio asumible por parte de los sistemas sanitarios occidentales.

Dicho objetivo es el que llevó al presente equipo de investigadores a diseñar un estudio que contó con la participación de 2.000 personas, a quienes se evaluó la función hepática entre 4 y 6 meses como parte de su seguimiento de la infección por VIH.

A aquellas personas cuyos niveles de alanina aminotransferasa (ALT) sobrepasaran el límite superior de la normalidad se les realizaron tres pruebas relativas al VHC: detección del antígeno nuclear, PCR para detectar ARN viral y detección de anticuerpos.

El estudio tuvo una duración de 20 meses, durante los cuales 111 personas (el 5%) presentaron elevaciones de la ALT. La práctica totalidad de estas personas eran hombres gais de etnia blanca.

El 80% se encontraban bajo tratamiento antirretroviral, el 75% tenía carga viral indetectable y el 56% tenía un recuento de CD4 superior a 500 células/mm3.

Por medio de la prueba PCR se detectaron 15 casos de infección aguda por VHC, con cargas virales comprendidas entre 61.000 y 14.800.000 UI/mL.

La prueba de detección del antígeno nuclear identificó los 15 casos de infección detectados por el PCR, hecho que supone una sensibilidad (probabilidad de que una persona con infección activa por VHC obtenga un resultado positivo) del 100%.

En la prueba de detección del antígeno nuclear no tuvieron lugar falsos positivos, pero en dos casos se obtuvo un resultado intermedio.

El primero de ellos volvió a realizar las pruebas el mismo día, que esta vez arrojaron todas ellas resultados negativos. El segundo obtuvo un resultado positivo en la PCR (con 694.000 UI/mL) y en la prueba de detección del antígeno nuclear a los seis meses del resultado incierto.

Los investigadores especularon que podría tratarse de una infección muy reciente en el momento de las primeras pruebas.

Teniendo en cuenta todos los resultados, respecto a la prueba estándar actual -la PCR- la prueba de detección del antígeno nuclear del VHC presentaría una especificidad (probabilidad de que una persona sin replicación activa del VHC obtenga un resultado negativo) del 98%.

Por su parte, la prueba de detección de anticuerpos, respecto a los resultados de la PCR, presentaría una sensibilidad del 60%.

Las personas con resultados negativos de las pruebas de anticuerpo en el momento del diagnóstico tardaron una mediana de 112 días en desarrollar anticuerpos detectables contra el VHC.

El uso de la prueba de detección de antígeno nuclear durante el estudio, respecto a la de la PCR, hubiera supuesto un ahorro de 6.410 dólares en recursos materiales y de 2.448 dólares en recursos humanos, por lo que su coste-efectividad sería claramente superior como prueba diagnóstica de infección aguda por VHC.

Además, los resultados de la prueba de detección del antígeno nuclear están disponibles el mismo día, mientras que ello no es posible en el caso de la PCR (que pueden tardar hasta una semana según el centro).

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto el gran papel que las pruebas de detección del antígeno nuclear pueden tener en países en los que existe una epidemia de infección aguda por VHC.

Una amplia detección precoz cuyos costes sean asumibles por parte de los sistemas sanitarios resultará esencial para identificar y controlar estos brotes, pero la solución definitiva pasará por un abordaje integral de estos casos, que difícilmente será posible sin la implantación de programas nacionales para el control de la infección por VHC, algo que, actualmente, solo han llevado a cabo en unos pocos países entre los que, lamentablemente, no se encuentra España.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Cresswell FV et al. Hepatitis C core antigen testing: a reliable, quick and potentially cost-effective alternative to hepatitis C polymerase chain reaction in diagnosis acute hepatitis C virus infection. Clin Infect Dis, online edition, 2014.




Website Aidsmap:

Website Clinical Infectious Diseases:

Director de los CDC: Compara Ébola con el SIDA; Pero ¿Cuán Similares Son?

Hablando en una reunión del Banco Mundial, Tom Frieden, MD, MPH, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), dijo esto acerca del Ébola: "En los 30 años que he estado trabajando en la salud pública, la única cosa como esta ha sido el SIDA. "añadió, según la CNN, "Tenemos que trabajar ahora para que esto no está al lado del SIDA en el mundo."

Tal declaración plantea la cuestión: ¿Son los dos virus por igual? Como informa Healthline, que sí lo son, pero también hay diferencias importantes.

Tanto el Ébola y el VIH se derivan de animales huéspedes en África; ambos pueden ser mortales si no se tratan; y ninguno de ellos tiene una vacuna.

Período de latencia del Ébola es a menudo más corto de 21 días, mientras que el VIH puede infectar a una persona sin mostrar síntomas durante casi 10 años.

Ambos virus se propagan a través de los fluidos corporales, pero diferentes.

El VIH se contrae a través de la sangre, la leche materna y los fluidos sexuales que entran al cuerpo a través de heridas en la piel, agujas o las membranas mucosas, como las de la vagina o el ano.

Ébola también se puede propagar a través de sangre y fluidos sexuales, así como a través de la saliva, el sudor, la orina, vómito y las heces.

Ébola puede propagarse a través del contacto con la piel lesionada o las membranas mucosas que se encuentran en los ojos, la nariz y la boca también.

También existen similitudes en la forma en que los funcionarios públicos y de atención de salud responden a los virus. VIH en los Estados Unidos se asoció primero con los hombres gays, lo que llevó a la estigmatización de la enfermedad y una respuesta más lenta a la epidemia.

Del mismo modo, muchas personas hoy en día piensan erróneamente Ébola sólo afectará a los africanos pobres y los inmigrantes africanos.




Website POZ:

Website Healthline:

RedTraSex: Guía para el Abordaje Periodístico del Trabajo Sexual y las Trabajadoras Sexuales; Octubre, 2014

En las sociedades contemporáneas, donde la comunicación masiva cumple un rol central, los medios y las/los periodistas son portavoces de un mensaje que llega a miles o millones de personas en un instante, y también, adquieren un rol de autoridad sobre ciertas temáticas o de únicas/os informantes sobre otras.

Los discursos que construyen los medios masivos de comunicación tienen su influencia en la mirada social dominante.

Muchas veces, las y los profesionales de la comunicación, reproducen e intensifican prejuicios y preconceptos sobre nosotras y nuestro trabajo, y no ayudan a construir miradas comprensivas, que tengan en cuenta que somos mujeres con voz, y capacidad de decidir sobre nuestras propias vidas.

Es por esto, que desde la RedTraSex, consideramos necesario elaborar esta “Guía para el abordaje periodístico del trabajo y las trabajadoras sexuales” en la que invitamos a todas/os a adentrarnos en ciertas prácticas periodísticas en torno a los temas concernientes al trabajo sexual, para poder de construirlas y trabajar en formas comunicativas más acordes a la realidad que vivimos las trabajadoras sexuales, desde una mirada inclusiva y que respete los derechos humanos.

Las y los invitamos a leer y dialogar con nosotras. Ustedes son parte indispensable para que la sociedad respete nuestra elección y nuestro trabajo y nos acompañe en la lucha por el pleno reconocimiento de nuestros derechos humanos.



Website RedTraSex:

martes, 21 de octubre de 2014

Sociedad Civil entregó Comunicado al Despacho del Pdte. Nicolás Maduro para que Promulgue Ley que Prohíbe la Discriminación por VIH en Venezuela‏

Representantes de las Organizaciones de la Sociedad Civil y activistas entregaron hoy a las 11:15 de la mañana en el Palacio de Miraflores, un comunicado suscrito por 86 redes, ONG´s, defensoras y defensores de los derechos humanos, quienes solicitan al Presidente Nicolás Maduro promulgue la “Ley para la promoción y protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH/SIDA y sus familiares” en Venezuela.

Miembros de la Guardia Militar que custodian el despacho presidencial autorizaron el paso de tres personas e impidieron fotografiar el momento de la entrega del comunicado en la oficina de correspondencia.

El grupo designó a las y los activistas Marcel Quintana, Angela Delgado, Zobeida Barradas y Alberto Nieves para entregar el documento. Justo en ese momento, el Pdte. Maduro se encontraba en La Habana, Cuba, participando en la Cumbre extraordinaria del ALBA para tratar el grave problema del Ébola en la región.

Las personas con VIH y sus familiares como el país en pleno esperan desde el 14 de agosto de 2014 que el Presidente Maduro firme la Ley, le coloque “cúmplase” y la publique en la Gaceta Oficial para que se haga realidad y efectiva, tal como lo establecen los artículos 214 y 215 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

La Ley tiene por objeto “promover y proteger el derecho a la igualdad de todas las personas con el Virus de inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de lnmuno Deficiencia Adquirida (SIDA), así como de sus familiares, a los fines de asegurar que disfruten y ejerzan todos sus derechos, garantías, deberes y responsabilidades, sin discriminación alguna, entre ellas, las derivadas de su condición de salud.”




Alberto Nieves
ACCSI Acción Ciudadana Contra el Sida
Director Ejecutivo

Website Acción Ciudadana Contra el Sida (ACCSI):

Segundo Encuentro Nacional de Juventudes con VIH de México; Guadalajara 2014

La Alianza Mexicana de Juventudes con VIH (alianza +), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Red de Jóvenes Positivos de Latinoamérica y el Caribe (J+LAC), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH sida (ONUSIDA) y la Asociación Civil Cohesión de Diversidades para la Sustentabilidad (CODISE), apoyaron la realización del Segundo Encuentro Nacional de juventudes con VIH de México que se llevó a cabo del 10 al 12 de octubre en la ciudad de Guadalajara, México.

El objetivo del encuentro fue fortalecer los ejes de trabajo local y nacional con las y los más de treinta jóvenes y adolescentes que asistieron desde 14 distintos Estados de la República Mexicana, buscando promover la participación y vinculación de la juventud que vive con VIH en espacios de toma de decisiones a través de la incidencia política, el combate al estigma y la discriminación y el acceso a servicios de atención integrales, en un marco de respeto amplio a los derechos sexuales y reproductivos.
Durante el encuentro los jóvenes identificaron los principales retos que enfrentan hoy en día ante la discriminación por estigma en distintos ámbitos, desde lo social, laboral y educativo, tratando de enfatizar en la importancia de visibilizar la principal causa de discriminación hacia los jóvenes VIH, como lo es la falta de información en el tema de VIH, así mismo el acceso y la forma de transmitir esta misma información.
En América Latina y el Caribe las y los jóvenes tienen aún cifras preocupantes vinculadas a la infección por VIH, cerca del 50% de las y los adolescentes menores de 17 años ya son sexualmente activos y el 65% de los y las adolescentes; no usaron protección, contra las ITS (incluyendo el VIH) en su primera relación sexual.




Website Alianza+:

Website Centro de Información de las Naciones Unidas (CINU):  http://www.cinu.mx/

lunes, 20 de octubre de 2014

2014 Actualización Anual: Desafiando los Casos VHC

Descargar Ahora: Juegos de Diapositivas Simposio Anual de el 2014 CCO VIH y VHC en la que los profesores exploran estrategias para el manejo de escenarios VHC desafiantes.

Para Descargar las Diapositivas
Necesita Suscribirse, Suscripción Gratuita

•Gestión de Casos Desafiantes Pacientes con VHC: Parte 1 Donald Jensen, MD, explora escenarios incluyendo el tiempo de tratamiento del VHC, la evaluación de la fibrosis hepática, la gestión de los pacientes con tratamiento previo, y la coinfección por el VIH

•Gestión de Casos Desafiantes Pacientes con VHC: Parte 2 Paul Y. Kwo, MD, presenta escenarios incluyendo un paciente genotipo 3 con cirrosis, un paciente con enfermedad renal, y un paciente trasplantado

Website Clinical Care Options; Hepatitis:

La Combinación de Raltegravir, Tenofovir y Emtricitabina se Muestra Eficaz como Profilaxis Postexposición al VIH

Los participantes de un estudio presentaron altos niveles de tolerancia y de adherencia al tratamiento.

La profilaxis Postexposición (PPE) es una estrategia terapéutica utilizada para disminuir el riesgo de infección por VIH en aquellas personas que han sufrido una exposición de alto riesgo al virus.

El tratamiento consiste en la administración de antirretrovirales dentro de las primeras 72 horas tras la exposición durante un periodo de 28 días.

No obstante, para que esta profilaxis sea eficaz, es necesaria, además del inicio precoz de la terapia antirretroviral, una buena adherencia al tratamiento.

Un equipo de investigación de la Universidad de Texas (EE UU) sugirió que los tratamientos habitualmente utilizados en la PPE no ocupacional (aquella utilizada tras exposiciones de riesgo ocurridas fuera del desempeño de actividades laborales) pudieran no estar a la altura de las posibilidades terapéuticas actualmente disponibles.

Por ello, diseñaron un estudio para probar el uso de Raltegravir (Isentress®) en combinación con Tenofovir/Emtricitabina (Truvada®) como PPE. Este estudio de cohortes hizo énfasis en la seguridad y tolerancia al tratamiento, así como en tasa de finalización del mismo.

Entre mayo de 2011 y julio de 2013 se inscribió a 103 participantes mayores de 18 años que hubieran tenido exposición anal, vaginal o de otra mucosa a la eyaculación, secreción rectal o cervicovaginal procedente de una persona con VIH o bien de una persona con alto riesgo de infección, aunque de estado serológico desconocido.

Esta exposición tenía que haberse producido en las 72 horas anteriores, que es tiempo máximo recomendado tras la exposición para comenzar la PPE.

A los participantes que recibieron un resultado negativo en una prueba de VIH realizada durante su primera visita se les facilitó Raltegravir con Tenofovir y Emtricitabina para catorce días de tratamiento, así como un número telefónico de atención continua donde poder llamar en caso de sufrir efectos adversos o secundarios.

En la visita de seguimiento, realizada entre diez y catorce días después de la inicial, los participantes recibieron tratamiento para los catorce días restantes, además de comprobarse su adherencia al mismo.

Las visitas de seguimiento posteriores se establecieron a los 28 días y a los tres y seis meses. En estas visitas de seguimiento se realizaron nuevas pruebas de VIH.

Durante la duración del estudio se incorporaron a 103 participantes, de los cuales 92 (89%) eran varones y 67 (65%), hombres que practican sexo con otros hombres (HSH).

Un total de 69 (67%) eran de etnia blanca y 25 (24%) de etnia negra (24%), mientras que 22 personas (21%) se identificaron como de origen hispano.

El tiempo mediano que tardaron en acudir en busca de PPE fue de 36 horas (rango de 4 a 71 horas).

Ocho personas (8%) ya habían usado previamente este tipo de profilaxis.

Cincuenta y cuatro personas (52%) refirieron no haber usado preservativo durante las relaciones sexuales y el resto afirmaron que el preservativo se había roto o deslizado.

Cuarenta y dos personas (41%) eran conocedoras de que su pareja estaba infectada por VIH, mientras que el resto lo desconocían.

Los participantes refirieron exclusivamente efectos secundarios de grado 1 (efectos leves): Seis personas sufrieron dolor de cabeza, cinco refirieron fatiga y cuatro padecieron nauseas.

Once personas dijeron haberse saltado alguna dosis, pero sólo en una o dos ocasiones.

Del total de participantes, 55 personas (53%) completaron todas las visitas de seguimiento, y 85 (83%) completaron los 28 días de PPE, entre los que se contaron el 95% de los hispanos, el 88% de personas de etnia blanca y el 60% de las de etnia negra.

Comparativamente, la tasa de finalización de los 28 días de tratamiento fue significativamente menor en afroamericanos (p= 0,001).

En ninguno de los casos que completaron el seguimiento se produjo seroconversión durante los seis meses siguientes.

Las conclusiones del equipo de investigación fueron que la combinación de Raltegravir con Tenofovir y Emtricitabina es una alternativa para la PPE no ocupacional que presenta una buena tolerancia y tasas elevadas de adherencia y finalización del tratamiento.

De igual modo, los investigadores propusieron enfocar el esfuerzo de las estrategias de prevención hacia aquellos grupos que sufren mayor riesgo, especialmente en los que se observe menor adherencia terapéutica.

Fuente: NATAT
Referencia: Vigil KJ, Simmons P, Luna K, Martinez ML, et al. Raltegravir plus tenofovir DF and emtricitabine for non-occupational postexposure prophylaxis (nPEP): African-Americans are at higher risk of non-completion of nPEP. IDWeek 2014. October 8-12, 2014, Philadelphia. Abstract 1529.




Website National AIDS Treatment Advocacy Project (NATAP): http://www.natap.org/

Website IDWeek 2014:

viernes, 17 de octubre de 2014

Alrededor de 4,2 Millones de Mayores de 50 Años Viven con VIH

La prevalencia mundial en este grupo de población se ha doblado en los últimos veinte años.

Nuevos y convincentes datos publicados en la edición digital de la revista AIDS revelan el aumento de la edad de las personas afectadas por la epidemia de VIH.

Partiendo de las tasas de prevalencia del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/Sida (ONUSIDA) se ha estimado que el número de personas mayores de 50 años con VIH habría alcanzado los 4,2 millones, más del doble que en 1995.

El dato resulta consistente con los aportados a través de otras fuentes.

En concreto, la información disponible por medio de encuestas nacionales por hogares confirma el aumento de las infecciones por VIH en este grupo de edad.

Existen varias posibles explicaciones para este fenómeno, pero parecen ser especialmente relevantes la eficacia de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA), establecida a mediados de los noventa y que ha producido una mejora espectacular en la esperanza de vida de las personas con VIH, y el aumento del número de nuevas infecciones por el virus entre la gente de más edad.

Para poder hacer una planificación coherente de los servicios médicos necesarios para atender esta situación, es necesario conocer de forma precisa la extensión de la epidemia entre las personas mayores, sobre todo por la relación que parece existir entre la infección por VIH y el desarrollo de enfermedades asociadas al envejecimiento (véase La Noticia del Día 29/09/2014).

Los investigadores de ONUSIDA realizaron una estimación del número total de personas mayores con VIH a partir de sus propios datos.

Asimismo, compararon estas cifras con las obtenidas a partir de distintas encuestas nacionales por hogares, de cara a comprobar la fiabilidad de la estimación.

Como resultado se obtuvo para 2013 un total estimado de mayores de 50 años con VIH de alrededor de 4,2 millones.

De este total, la mayor parte se concentró en el África subsahariana, donde el número de personas con más de 50 años con VIH se estimó en 2,5 millones.

Entre 1995 y 2013 se habría producido un incremento constante del número de mayores de 50 años con VIH , de tal modo que la prevalencia final sería más del doble que la inicial.

El crecimiento se constató en todos los grupos de edad, aunque en distinto grado: la prevalencia se dobló en el grupo de 50 a 54 años, aumentó en un tercio en el grupo de 55 a 59 años y aumentó en un cuarto en el grupo de 60 a 64 años.

Las encuestas nacionales coincidieron, en líneas generales, con las estimaciones de ONUSIDA.

En el grupo de hombres de 50 a 54 años la prevalencia estimada fue un 10% menor que la revelada en las encuestas, y en el grupo de edad de 55 a 59 años la prevalencia fue un 27% menor.

No obstante, un examen posterior reveló que estas comparaciones no eran lo suficientemente significativas debido a un insuficiente tamaño muestral.

En el caso de las mujeres, los resultados de las encuestas nacionales se hallaron dentro del rango situado entre el 2 y el 10% de las estimaciones de ONUSIDA.

En cuatro países en los que se realizaron encuestas tanto para hombres como para mujeres los resultados de las mismas se hallaron dentro del rango situado entre el 10 y el 15% de las estimaciones para el grupo de edad de menores de 60 años.

Los datos de ambas fuentes confirmaron la creciente prevalencia del VIH entre las personas mayores durante los últimos años.

El equipo de investigación señaló tres importantes implicaciones que se derivan de sus hallazgos: En primer lugar, que es necesario expandir los servicios para afrontar las complejas necesidades de las personas que viven con el VIH.

En segundo lugar, que debe prestarse más atención a la prevención del VIH en personas mayores de 50 años.

Por último, la necesidad de realizar mayores esfuerzos para obtener datos fiables sobre la epidemia de VIH en personas mayores, paso necesario para comprender el alcance del impacto que genera.

Fuente: Aidsmap
Referencia: Mahy M et al. Increasing trends in HIV prevalence among people aged 50 years and older: evidence from estimates and survey data. AIDS 28, online edition. DOI: 10/1097/QAD.0000000000000479, 2014.




Website Aidsmap:

Website Journal AIDS:

El Tracto Genital Femenino Podría ser más Vulnerable al VIH de lo que se Pensaba

Un estudio revela que el aparato reproductor en su conjunto podría contener células infectadas en el transcurso de las 48 horas tras una exposición vaginal.

Un estudio publicado recientemente en la revista PLOS Pathogens ha arrojado más luz sobre cómo se establece la infección por VIH en el tracto genital femenino.

La investigación, realizada con macacos rhesus, ha proporcionado resultados inesperados que urgen a la búsqueda de nuevos mecanismos que permitan proteger del VIH todo el aparato reproductor de las mujeres.

Hasta la fecha la mayoría de estudios sobre transmisión del VIH tras una exposición vaginal se han realizado en macacos rhesus y se han centrado en el cuello del útero (o cérvix), situado en la parte superior de la vagina.

En esta ocasión, un grupo de investigadores de la Universidad Northwestern en Chicago (EE UU) quiso dar un paso más allá y focalizar su observación en los eventos iniciales que tienen lugar en todo el tracto genital femenino y que, en última instancia, provocan la infección por VIH.

Para ello, en primer lugar, construyeron un vector viral –es decir, un virus artificial– que pudiera entrar en las células huésped y liberar los llamados genes marcadores que permiten visualizar fácilmente las células infectadas del tracto genital femenino de los macacos.

El vector utilizó el mismo mecanismo de infección inicial de las células huésped que el que emplea el virus de la inmunodeficiencia símica (VIS), el equivalente en monos del VIH, pero que a diferencia de este último no puede multiplicarse ni propagarse.

Por lo tanto, sólo estaba presente en las células que fueron infectadas directamente tras la introducción del vector en la vagina.

En lugar de generar nuevos virus, el vector expresa dos genes, uno que codifica luciferasa, una enzima que emite luz de diversos colores, y otro que codifica un proteína roja fluorescente llamada mCherry.

De la mano de estas dos proteínas marcadoras luminiscentes, los investigadores fueron capaces primero de escanear a baja resolución el tejido para escudriñar aquellas áreas con células infectadas que contuvieran luciferasa, y a continuación de utilizar un microscopio de alta resolución para visualizar de manera individual las células infectadas que había sido resaltadas por mCherry.

En el plazo de las 48 horas tras la introducción del vector en la vagina de 8 macacos rhesus, los investigadores pudieron detectar células infectadas –especialmente células T– en todo el tracto genital femenino, es decir vagina, cuello uterino, ovarios y nódulos linfáticos.

La mayoría de los animales presentaron más de una localización de infección siendo las más habituales la vagina seguida del cuello uterino externo.

La infección en el cuello uterino externo y los nódulos linfáticos se observó cada una de ellas en un animal.

Dado el número limitado de animales en el ensayo y las distintas etapas del ciclo menstrual, no se puedo cuantificar el riesgo de infección para cada localización específica.

Con todo, sus observaciones apuntan a que el virus puede desplazarse a través del tracto genital femenino y que las localizaciones de infección inicial no se restringen a zonas específicas del aparato reproductor.

Sobre la base de estos hallazgos, los investigadores concluyen: “El tracto genital femenino en su conjunto debería considerarse potencialmente susceptible a la infección por VIH y, por lo tanto, los mecanismos dirigidos a prevenir la adquisición del virus tendrían que proporcionar niveles de protección suficientes para todo el aparato reproductor”.

Fuente: HIVandHepatitis
Referencias: DJ Stieh, D Maric, ZL Kelley, TJ Hope, et al. Vaginal Challenge with an SIV-Based Dual Reporter System Reveals That Infection Can Occur throughout the Upper and Lower Female Reproductive Tract. PLoS Pathogens 10(10):e1004440. October 9, 2014.

PLoS. Entire Female Reproductive Tract Is Susceptible to HIV Infection, Suggests Study of Vaginal Virus Challenge in Rhesus Macaques. Press release. October 9, 2014.




Website HIVandHepatitis:

Website PLoS Pathogens: