¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

jueves, 18 de mayo de 2017

El Progreso Moderno en el Tratamiento y el Cuidado del VIH Probablemente ha Añadido una Década a la Vida

En comparación con los medicamentos para el VIH de inicio a finales de 1990, los que van en tratamiento hoy en día probablemente puede esperar a vivir 10 años más.

El promedio de 20 años de edad que comienza el tratamiento contra el VIH hoy en día puede esperar vivir 10 años más en comparación con uno que comenzó a tomar antirretrovirales (ARV) en los primeros días de los regímenes de combinación eficaz.

Desde el advenimiento de la combinación de ARV en 1996, tanto el tratamiento contra el VIH y la atención médica general de las personas que viven con el virus han mejorado.

Publicando sus hallazgos en The Lancet, los investigadores analizaron datos de 18 estudios de cohortes europeos y norteamericanos de personas que viven con VIH, de 16 años de edad y mayores.

Los participantes fueron elegibles para los estudios si habían comenzado el tratamiento del VIH con tres o más ARVS entre 1996 y 2010 y tenían el potencial de al menos tres años de seguimiento en sus respectivos estudios.

En total, el análisis analizó los datos de 88.504 personas.

Un total de 2.106 murieron durante el primer año de tratamiento con ARV y 2.302 murieron durante el segundo o tercer año de tratamiento.

Entre 1996 y 1999, la mayoría de los individuos iniciaron un régimen basado en inhibidores de la proteasa;

Después de ese tiempo, predominaron los regímenes basados en inhibidores de la transcriptasa inversa no nucleósidos (NNRTI).

En comparación con los que comenzaron los ARV durante 2000 a 2003, los que comenzaron durante 2008 a 2010 tuvieron una tasa de muerte 29 por ciento más baja de todas las causas durante su primer año en el tratamiento.

Durante su segundo y tercer año en los ARV's, los que comenzaron durante 2008 a 2010 tuvieron una tasa de mortalidad 43 por ciento inferior a los que comenzaron entre 2000 y 2003.

Los investigadores encontraron que esta disminución no se explicó completamente por las mejoras en la carga viral y las medidas de CD4, lo que sugiere que otros componentes de la atención médica general puede haber jugado un papel.

En cuanto a las tasas de mortalidad no relacionadas con el SIDA, los investigadores encontraron que en comparación con los que iniciaron los ARV durante 2000 a 2003, los que comenzaron durante 2008 a 2010 tuvieron un 52 por ciento menor tasa de mortalidad durante su primer año de tratamiento y un 71 por ciento menor tasa de mortalidad durante su segundo y tercer año de tratamiento.

Los investigadores encontraron que la expectativa de vida de los jóvenes de 20 años que comenzaron el tratamiento entre 2008 y 2010 fue mayor para los europeos que para los residentes de los EE. UU.

Para los europeos, la esperanza de vida fue de 67,6 años para los hombres y de 67,9 años para las mujeres, mientras que para los estadounidenses las cifras respectivas fueron 65,9 años y 63,2 años.

En comparación, la esperanza de vida media en Francia es de 79 años para los hombres y 85 años para las mujeres; En los Estados Unidos, las cifras respectivas son 78 años y 82 años.

Entre 1996 y 2010, la expectativa de vida promedio de los jóvenes de 20 años que comenzaron los ARV aumentó en un estimado de nueve años para las mujeres y de 10 años para los hombres.

Además, la edad media de muerte de un ARV de 20 años de edad con un recuento de CD4 superior a 350 durante 2008 a 2010 fue de 78 años.

Esta última estimación es una excelente noticia teniendo en cuenta el reciente empujón para que las personas con VIH reciban tratamiento tan pronto como sea posible después del diagnóstico, preferiblemente con un recuento de CD4 superior a 500.

Los investigadores creen que la mejora continua en la supervivencia durante los primeros tres años después de que los individuos inicien los ARV probablemente se ha visto impulsada por una menor toxicidad en los tratamientos modernos, una mayor adherencia a los regímenes de tratamiento, esfuerzos para prevenir otras condiciones de salud entre las personas con VIH y un mejor manejo de otros condiciones de salud que sí se presentan.




Website The Lancet: