¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

viernes, 17 de marzo de 2017

Dispositivos de Recordatorio Baratos no Mejoran la Adherencia a los Medicamentos Según un Gran Estudio

Aunque el estudio no se centró en las personas con VIH, plantea preguntas sobre métodos escalables para mejorar la adherencia entre ellos, sin embargo.

Un amplio estudio que investiga si los dispositivos de bajo costo pueden ayudar a las personas a seguir sus regímenes de medicamentos encontró escasa evidencia de que alguno de los dispositivos se asoció con una mejor adherencia.

El estudio no se centró en las personas con VIH, pero sus conclusiones plantean preguntas sobre métodos escalables para mejorar la adhesión antirretroviral, sin embargo.

Publicando sus hallazgos en JAMA Internal Medicine, los investigadores del estudio REMIND realizaron un ensayo clínico de cuatro brazos, aleatorizado por bloques, de 53.480 afiliados del administrador de beneficios de farmacia nacional CVS Caremark, que tenía seguro comercial.

Los participantes tenían de 18 a 64 años de edad y tomaban de uno a tres medicamentos orales para uso a largo plazo y todos estaban sub-óptimamente adheridos a esos fármacos, tomando un estimado del 30 al 80 por ciento de las dosis prescritas durante los 12 meses anteriores al ingreso al estudio.

Los participantes se dividieron en grupos basados en los tipos de medicamentos que estaban usando cuando ingresaron al estudio: medicamentos para enfermedades crónicas (por ejemplo, enfermedad cardiovascular) o antidepresivos.

Los participantes se dividieron en subgrupos según si se les prescribía tomar una píldora por día o más de una píldora por día.

Los miembros de los respectivos subgrupos fueron luego asignados al azar para recibir una de tres intervenciones o para estar en el grupo de control.

Recibieron por correo una de las siguientes: 1) un frasco de píldora con una tira pegada con palancas que se podían deslizar después de tomar cada dosis; 2) una tapa de la botella de la píldora con un temporizador digital que exhibe el tiempo transcurrido desde que se tomó la última dosis; 3) un estuche de plástico estándar con un compartimento para cada día de la semana; o 4) ningún dispositivo (el grupo de control).

De las 37.532 personas del grupo de enfermedades crónicas, 6.242 estaban en el grupo de control, y 12.482, 12.478 y 6.330 estaban en los grupos que recibían el pillbox del día de la semana, tira y alterna.

De las 15.948 personas del grupo de antidepresivos, se asignaron al azar a los cuatro grupos de intervención respectivos 2,638, 5,273, 5,271 y 2,766.

El estudio se llevó a cabo entre febrero de 2013 y marzo de 2015.

La edad promedio de los participantes fue de 45. Cincuenta y seis por ciento eran mujeres.

Los investigadores no encontraron asociación entre la intervención recibida por los participantes y la proporción de ellos con adherencia óptima a la medicación (al menos el 80 por ciento de las dosis tomadas, basado en los datos de recarga de la farmacia).

Comparando directamente las intervenciones individuales con otras intervenciones, los investigadores descubrieron que aquellos que recibían el "pillbox" estándar del día a día tendían a tener mayor adherencia que aquellos que recibieron cualquiera de las otras dos intervenciones.

Sin embargo, este beneficio fue pequeño e inconsistentemente estadísticamente significativo, lo que significa que en muchos casos el beneficio aparente podría haber sido impulsado por el azar.

Mirando las limitaciones del estudio, los investigadores especularon que el uso bajo o inconsistente de los dispositivos de recordatorio de medicamentos podría haber reducido su beneficio general.

Además, debido a que el envío de los dispositivos no estaba coordinado con los tiempos de recarga de medicamentos, los participantes del estudio pudieron haber encontrado incómodo coordinar el comienzo de usar los dispositivos con las píldoras que tenían disponibles en ese momento.

Los investigadores encontraron que las tasas de adherencia mejoraron en los subgrupos asignados al azar al grupo de control, con 12 a 18 por ciento de ellos se convirtió en adherente óptimo sin ninguna intervención durante el estudio.

Este cambio natural en los patrones de adherencia plantea la pregunta de si los autores del estudio habrían hecho mejor para reclutar personas que no eran necesariamente poco adherentes a sus medicamentos en el inicio del estudio pero que se predijo que se adherirían mal en un futuro próximo.



Website JAMA Internal Medicine: