¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

jueves, 9 de marzo de 2017

Hombres Gay y Bi de Seattle en PrEP, tienen Tasas muy Altas de ITS

No está claro cómo el tratamiento con Truvada (Tenofovir / Emtricitabina) como profilaxis previa a la exposición (PrEP) puede haber afectado estas tasas.

Los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) que comienzan la profilaxis preexposición (PrEP) en el Condado de King, Washington, que incluye Seattle, tienen tasas de diagnóstico de infecciones de transmisión sexual (STI) 20 veces mayores que la población local de HSH.

La evidencia de cómo el inicio de la PrEP puede haber afectado las tasas de ITS entre este grupo de hombres no es concluyente.

Los investigadores analizaron datos sobre 218 HSH negativos para el VIH que comenzaron Truvada (Tenofovir Dixoproxil fumarato / Emtricitabina) como prevención del VIH en una clínica PrEP de Seattle entre septiembre de 2014 y junio de 2016 y completaron un cuestionario de comportamiento basal.

Los resultados se presentaron en la Conferencia de 2017 sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) en Seattle.

Un total de 108 hombres completaron al menos una visita de seguimiento (se programaron cada tres meses).

Setenta y seis de ellos hicieron la visita de referencia, así como tres trimestrales de seguimiento.

Los hombres tenían una edad media de 30,6 años.

En cada visita los participantes del estudio informaron sobre su reciente comportamiento sexual.

Los investigadores recolectaron datos de diagnóstico de ITS sobre los participantes a través de un sistema de registros de salud pública del estado de Washington.

En comparación con los registros de otros HSH negativos para el VIH en el condado de King, los hombres en el estudio PrEP tuvieron tasas de diagnóstico mucho más altas.

Las tasas de diagnóstico de clamidia, gonorrea y sífilis fueron respectivas de 22,6, 20,7 y 4,5 por 1.000 años acumulados entre todos los HSH negativos para el VIH, en comparación con los respectivos 539,3, 462,6 y 97,4 por 1.000 años acumulados entre los hombres en el estudio PrEP.

Las tasas respectivas de 1 000 años de gonorrea rectal y clamidia fueron 14,8 y 8,8 entre todos los HSH negativos para el VIH y 454,1 y 260,2 en los hombres en el estudio PrEP.

Para las ITS sintomáticas, específicamente gonorrea uretral y sífilis sintomática, las tasas respectivas fueron 6,9 y 3,1 para todos los HSH negativos para el VIH y 101,2 y 55,7 para los hombres en el estudio. Informando sobre el uso del condón durante los tres meses anteriores al ingresar al estudio de PrEP ya los respectivos tres y nueve meses después de comenzar la PrEP, un respectivo 6 por ciento, 10 por ciento y 8 por ciento informaron nunca usar condones en estos momentos.

La proporción respectiva que declaró nunca usar condones para el sexo receptivo al inicio del estudio y mientras estaba en PrEP fue de 2 por ciento y 4 por ciento para el sexo con parejas VIH-positivas y 4 por ciento y 8 por ciento para el sexo con parejas VIH-negativas.

La proporción correspondiente que informó de relaciones sexuales sin preservativo fue de 2 por ciento y 6 por ciento con parejas VIH positivas y no cambió para los compañeros VIH negativos.

Entre un año antes de comenzar la PrEP y el momento en que comenzaron la PrEP, las tasas de diagnóstico de ITS de hombres aumentaron significativamente.

Durante los tres meses previos a su inicio en la PrEP, un respectivo 6,5 por ciento, 10,2 por ciento y 10,2 por ciento de los hombres fueron diagnosticados con clamidia, gonorrea y sífilis.

Las tasas de diagnóstico correspondientes durante los tres meses que llevaron a la PPrE inicial de los hombres fueron 16 por ciento, 20,4 por ciento y 12 por ciento.

Entre estos dos puntos de tiempo, la tasa de clamidia rectal aumentó de 4,6 por ciento y 14,8 por ciento, mientras que la tasa de gonorrea rectal aumentó de 9,3 por ciento a 13,9 por ciento.

Las tasas de ITS se movieron en direcciones variables mientras que los hombres estaban tomando PrEP.

Las tasas de diagnóstico que aumentaron incluyeron clamidia (16,7 por ciento a 22,2 por ciento), en particular clamidia rectal (14,8 por ciento a 19,4 por ciento) y gonorrea uretral (1,9 por ciento a 5,6 por ciento).

Las tasas de gonorrea esencialmente se mantuvieron estables (20,4 por ciento a 19,4 por ciento) y se mantuvieron exactamente firmes para la gonorrea rectal (13,9 por ciento).

Por otro lado, las tasas de sífilis disminuyeron (12% a 6,5%), incluyendo la sífilis sintomática (7,4% a 3,7%).

Los investigadores buscan a las ITS sintomáticas para ver si el cambio de las tasas de diagnóstico puede proporcionar pistas sobre si las tasas más altas de pruebas están impulsando el aumento de las tasas de diagnóstico de las ITS que tienden a ser asintomáticos.

El hecho de que las tasas de gonorrea uretral y de sífilis sintomática fueron en direcciones opuestas proporciona respuestas contradictorias para este estudio en particular.





Website Aidsmap:

Website Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2017): http://www.croiconference.org/