¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

miércoles, 21 de junio de 2017

La Oportunidad de Rebote Viral es Baja para Aquellos que Reciben Tratamiento Exitoso contra el VIH

Para aquellos que logran la supresión viral dentro de los nueve meses de iniciar los medicamentos, el riesgo de rebote disminuye de manera constante en siete años.

Las personas que comienzan el tratamiento antirretroviral (ARV) para el VIH y alcanzan una carga viral indetectable dentro de los nueve meses tienen una baja probabilidad de experimentar una carga viral mayor de 200, considerada un rebote viral.

El nuevo análisis que llegó a esta conclusión incluyó en su definición de rebote viral una interrupción del tratamiento del VIH de un mes o más, así como las cargas virales por encima de 200 que se producen cuando alguien todavía está en los ARV's.

El análisis de un trove de datos sobre la gente británica que toma ARV registra un riesgo declinante de rebote viral durante los primeros siete años de tratamiento del VIH, uno que alcanza un promedio 3 por ciento por año a partir del séptimo año.

Este hallazgo tiene implicaciones importantes para la salud pública relacionada con el VIH, ya que apoya los considerables beneficios de la prevención de que las personas que viven con el virus en el éxito del tratamiento.

Un conjunto considerable de investigaciones sugieren que tener una carga viral por debajo de 200 significa que hay un riesgo extremadamente bajo de que alguien con VIH pueda transmitir el virus; El riesgo puede ser de hecho cero.

Según el autor principal del estudio, Andrew N. Phillips, PhD, epidemiólogo y bioestadística del University College de Londres, la investigación destaca un "pequeño pero real riesgo" de que las personas que toman ARV's que no han interrumpido el tratamiento pueden desarrollar una carga viral mayor que 200 en algún punto entre las pruebas de carga viral.

(Específicamente, el grupo de estudio experimentó tales rebotes a una tasa anual global de 6 por ciento y una tasa de 2,3 por ciento a partir del año siete de tratamiento en adelante.)

Estos individuos podrían pasar semanas o meses sin darse cuenta de que ya no tienen un virus completamente suprimido.

Por lo tanto, es posible que los individuos puedan llegar a ser significativamente infecciosos durante ese período sin saberlo.

Hablando sólo de los rebotes que ocurrieron fuera del contexto de una interrupción oficial del tratamiento con ARV de un mes o más, Phillips dijo: "Sospecho, pero no sé, que la mayoría de los rebotes observados en nuestro estudio ocurrieron en personas que lo hicieron no tienen consistente alta adherencia en el período reciente antes del rebote".

En otras palabras, las personas que toman ARV's posiblemente tienen un control considerable sobre la prevención del rebote viral al adherirse a su régimen diario de fármacos.

La autoconciencia de los patrones de adherencia recientes puede ayudar a reducir cualquier duda sobre la carga viral de un individuo entre las pruebas de carga viral.

Publicando sus hallazgos en The Lancet, Phillips y sus colegas estudiaron datos sobre 16.101 participantes VIH positivos - todos los cuales estaban recibiendo atención en clínicas en el Reino Unido - en el Reino Unido Collaborative HIV Cohort (UK CHIC) estudio, un estudio de cohorte Multicéntrico en curso.

Se incluyeron en el estudio individuos que comenzaron el tratamiento para el virus con tres o más ARV's y que lograron supresión viral total (carga viral por debajo de 50) dentro de los nueve meses de iniciado el tratamiento.

La primera fecha de inicio del tratamiento fue el 1 de enero de 1999; La última fue el 21 de febrero de 2014. La última fecha de finalización de los participantes fue el 22 de noviembre de 2014.

Los autores del estudio definieron un rebote viral como resultado de una prueba de carga viral de más de 200 o una interrupción de un mes o más en el tratamiento (durante el cual la carga viral rebotaría presumiblemente por encima de 200).



Website The Lancet: