¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

A Pesar de que Algunos Lubricantes Dañan las Células, es Posible que no Aumenten el Riesgo de Infección por VIH

Los responsables del estudio recuerdan que sus resultados son provisionales y que será necesario realizar más investigación para determinar la seguridad de los lubricantes en las relaciones sexuales.
 
Determinadas formulaciones de lubricantes empleados en las relaciones sexuales resultan tóxicas para las células y pueden ocasionar daños en el recubrimiento epitelial de la vagina o el recto.
 
Sin embargo, en análisis in vitro se observó esto no parece facilitar la infección por VIH, según ha concluido un estudio publicado en la revista PLoS ONE.
 
Las directrices de sexo seguro aconsejan emplear lubricantes de base acuosa para evitar daños en el preservativo o, en caso de no usarse, traumatismos en los tejidos debido a la fricción.
 
Los productos a base de aceite pueden degradar el látex, favoreciendo su rotura.
 
Sin embargo, los lubricantes que irritan la mucosa que recubre la vagina o el recto podrían tener también el efecto contraproducente de hacer que las células sean más vulnerables a la entrada del VIH.
 
Así, un estudio realizado con trabajadoras sexuales en África reveló que la aplicación frecuente del espermicida nonoxynol 9 (un componente de los preservativos lubricados y de muchos geles lubricantes) provocaban lesiones vaginales y su uso se relacionó con una tasa más elevada de infección por VIH.
 
(véase La Noticia del Día 08/02/2007): http://gtt-vih.org/actualizate/la_noticia_del_dia/08-02-07
 
Otros estudios también han revelado que determinados lubricantes provocan daño en el epitelio del recto.
 
(véase Actualización en Tratamientos del 25/02/2011): http://gtt-vih.org/actualizate/actualizacion_en_tratamientos/25-02-11
 
En consecuencia, un equipo de investigadores del Instituto de Investigación Magee-Womens y la Red de Ensayos sobre Microbicidas (MTN) decidieron comprobar la seguridad de distintos tipos de lubricantes sexuales en un estudio in vitro.
 
El grupo de científicos evaluó 14 productos lubricantes de venta sin receta y por correo, identificados en una encuesta anterior como los de uso más habitual. De los lubricantes, 10 eran de base acuosa, 2 eran de base aceitosa o lipídica y los 2 últimos, de base de silicona.
 Entre los geles de base acuosa, 2 eran casi isoosmolares (es decir, presentaban una concentración de sales, proteínas y otras sustancias similar a la del interior de las células), 6 eran hiperosmolares (de menor concentración que el interior de las células, lo que puede hacer que el agua entre en las células y revienten) y 2 hipoosmolares (una mayor concentración que en el interior celular, que puede extraer líquidos de su interior y provocar que sequen).
 
Los lubricantes fueron introducidos en cultivos celulares y aplicados a explantes o a muestras de biopsias de los tejidos de las mucosas de la vagina o el ano para probar su seguridad.
 
Los productos de base aceitosa sólo pudieron probarse en los explantes. Se probó la actividad antirretroviral frente al VIH-1 de los productos en cultivos celulares y en explantes de cuello de útero.
 
El equipo de investigadores concluye que sus resultados demuestran que los geles lubricantes hiperosmolares se relacionaron con toxicidad celular y daño epitelial, mientras que los lubricantes isoosmolares y los de base de silicona probados demostraron ser los más seguros en la prueba.
 
En su análisis, los autores comprobaron que, a pesar de que algunos de los productos provocaron daño celular, en ningún caso se observó que estuviera relacionado con un mayor riesgo de infección por VIH o de una replicación viral acelerada en células, al menos en las condiciones de estudio (in vitro).
 
No obstante, los autores también advierten que es necesario realizar más estudios para determinar la seguridad de los lubricantes, ya que el que han realizado es un estudio preliminar y aún no está claro si el daño que provocan los lubricantes hiperosmolares en el epitelio, en combinación con otros procesos como la inflamación, podrían aumentar la susceptibilidad al VIH.
 
En todo caso, recuerdan que el aspecto más importante que se extrae del estudio es que los preservativos siguen constituyendo la mejor manera de protegerse frente al VIH y que los lubricantes solo deben emplearse junto con preservativos compatibles.
 
Fuente: HIVandHepatitis
Referencia: C. Dezzutti, ER Brown, B Moncla, et al.Is Wetter Better? An Evaluation of Over-the-Counter Personal Lubricants for Safety and Anti-HIV-1 Activity. PLoS ONE 7 (11):e48328. November 7, 2012 (Epub).
 
Articulo:
 
Website HIVandHepatitis:
 
Website PLoS ONE: