¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

viernes, 18 de enero de 2013

Capacitación para Prevenir el VIH en Cárceles

El Ministerio de Salud de la Nación capacita a equipos del Servicio Penitenciario Federal (SPF) para prevenir el VIH/sida y otras enfermedades.
 
La tarea está a cargo del Programa de Salud en Contextos de Encierro, por convenio con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.
 
Las acciones alcanzan también a los servicios penitenciarios provinciales, a través de las carteras sanitarias correspondientes.
 
En los establecimientos del SPF, la prevalencia de VIH es nueve veces mayor que en la población general, y la de tuberculosis es 16 veces mayor.
 
Para VIH, las intervenciones incluyen provisión de preservativos y ofrecimiento de testeos para detectar el virus.
 
Para tuberculosis, se capacita al personal penitenciario en la detección precoz de los casos y se toman medidas para evitar contagios.
 
De un total de 65.000 personas presas en el país, 9600 se alojan en unidades pertenecientes al SPF; el resto se halla en los servicios penitenciarios provinciales o en comisarías.
 
El Programa de Salud en Contextos de Encierro fue creado en julio del año pasado en el marco del Ministerio de Salud de la Nación.
 
“Trabajamos directamente en las unidades penitenciarias del SPF, y llegamos a los servicios penitenciarios provinciales por intermedio de los ministerios de Salud de cada jurisdicción”, explicó Alejandro Diaco, coordinador nacional del Programa.
 
Así, ayer, en el Complejo Penitenciario Federal de Marcos Paz se desarrolló una capacitación sobre prevención del VIH/sida para los equipos médicos que allí trabajan.
 
Entre los detenidos del SPF, la prevalencia de VIH es de 29,6 por mil, mientras que, en la población general, es del cuatro por mil.
 
“Aportamos a las unidades todos los elementos para la prevención. Sabemos que las relaciones sexuales no se dan sólo en el marco de las visitas conyugales, y promovemos la accesibilidad al preservativo para todos los internos.
En algunas unidades, los preservativos se distribuyen semanalmente junto con el material de higiene personal, como jabón y máquinas de afeitar; en otras unidades, es el enfermero quien distribuye los preservativos cuando reparte la medicación en los pabellones; otras cuentan con dispensers”, precisó Diaco.
 
“Otra herramienta es el ofrecimiento de testeo de VIH, tanto en el interior de la unidad como a quienes ingresan a ella”, agregó Diaco, y comentó que “procuramos dejar capacidad instalada: que el equipo de psicólogos, médicos, trabajadores sociales esté disponible para la consejería pre y post testeo.
 
Y monitoreamos para confirmar si efectivamente se distribuyen los preservativos y la folletería que proveemos”.
 
“En las cárceles de mujeres, se distribuyen anticonceptivos y se dan charlas al respecto –señaló el funcionario—.
 
También se procura detectar y atender condiciones como la diabetes y la hipertensión arterial, promoviendo que los detenidos hagan más ejercicio o que modifiquen su dieta.
 
Los médicos de las unidades pueden indicar determinada alimentación para cada uno de los internos, o que se le provean las condiciones para que haga más ejercicio físico”, agregó el funcionario.
 
En cuanto a la tuberculosis, la prevalencia entre los internos del SPF es del 3,9 por mil, contra un 0,25 por mil entre la población general.
 
“Cuando se detecta la enfermedad, lo primero es aislar al interno. En algunas unidades del SPF se traslada a la persona a la Unidad 21, que funciona en el hospital Muñiz.
 
Y se testea a los contactos, los que hayan convivido con él. Ayuda mucho que, en las unidades del SPF, las nuevas construcciones, realizadas a lo largo de varias gestiones, permiten que los internos tengan celdas individuales”, observó Diaco.
 
Siete provincias –Mendoza, Chaco, Neuquén, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Buenos Aires y Salta– ya adhirieron a las Pautas de Acceso a la Salud en Contextos de Encierro, establecidas por el Ministerio de Salud.
 
 
Website Ministerio de Salud de Argentina: