¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

sábado, 25 de junio de 2016

El Uso de Naltrexona podría Ayudar a Reducir el Consumo de Metanfetamina y Alcohol

El tratamiento con Naltrexona tiene buena aceptación entre los consumidores de estas sustancias.

Un pequeño estudio piloto publicado en JAIDS ha demostrado que Naltrexona podría ayudar a las personas interesadas en reducir el consumo de metanfetamina y alcohol a través de la administración a demanda de dicho fármaco.

La Naltrexona es un antagonista que actúa bloqueando los receptores opioides mu disminuyendo las vías de recompensa de la dopamina que hacen que el consumo de metanfetamina o alcohol sea placentero.

Estudios anteriores han señalado que la Naltrexona reduce los efectos más comunes de las anfetaminas, también reduce el deseo de beber y disminuye la velocidad en que las personas dependientes del alcohol beben.

El presente estudio investigó cómo el uso de la Naltrexona a demanda podría resultar efectivo en hombres que, de manera no habitual, consumen metanfetamina y hombres con episodios alcohólicos (acto de consumir grandes cantidades de alcohol en un breve periodo de tiempo).

El estudio contó con un total de 30 hombres gais y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) que fueron distribuidos de forma aleatoria para recibir Naltrexona por vía oral o bien un placebo durante 8 semanas.

Para poder participar en el estudio los hombres tenían que haber consumido metanfetamina (al menos dos veces por mes), haber realizado episodios alcohólicos al menos una vez por semana, haber mantenido practicas sexuales anales con otro hombre bajo los efectos de la metanfetamina y/o del alcohol en los últimos 3 meses y estar interesados en reducir o dejar de consumir metanfetamina y/o alcohol en cantidades elevadas.

A los participantes del estudio se les indicó que tomaran la medicación a demanda (es decir, según las necesidades) ya fuera en días en que anticipaban que iban a ingerir grandes cantidades de alcohol, antes del consumo de metanfetamina o cuando tuvieran el deseo de consumir tanto metanfetamina como alcohol.

En promedio, los participantes tomaron dos dosis de medicación o del placebo por semana durante el tiempo que duró el estudio.

La mayoría de los participantes no encontraron que las indicaciones del estudio fueran complicadas, incluyendo el uso de la Naltrexona a demanda y tampoco señalaron importantes efectos secundarios producidos por este medicamento.

Entre los hombres que al inicio del estudio señalaron al menos un consumo semanal de metanfetamina, se redujo el número de días de consumo de manera significativa en aquellos que tomaron Naltrexona en comparación con los que tomaron un placebo.

Además, los hombres que recibieron Naltrexona redujeron el número de prácticas sexuales anales receptivas con parejas Serodiscordantes y el número de prácticas sexuales anales receptivas sin preservativo con parejas Serodiscordantes en comparación con aquellos que tomaron el placebo.

Los investigadores suponen que esta disminución se debe a la reducción en el consumo de metanfetamina.

Los resultados del estudio muestran que las personas que tomaron Naltrexona tuvieron menos deseo de consumir metanfetamina o alcohol en comparación con aquellos que tomaron el placebo, aunque la diferencia entre las puntuaciones de los dos grupos no fue estadísticamente significativa.

Como consecuencia del tamaño reducido de la muestra, los investigadores señalan que los resultados no tienen suficiente potencia estadística para comparar los efectos del tratamiento con Naltrexona con los del placebo.

Con todo, los investigadores pudieron observar que ciertas puntuaciones sugieren un efecto protector de la Naltrexona sobre el consumo de la metanfetamina en comparación con el uso de placebo.

Entre las conclusiones destacables de este estudio, los investigadores mencionan la alta aceptabilidad de la intervención entre los participantes: los hombres que consumen metanfetamina y/o los que presentan episodios de alcohol que quieren reducir su consumo estarían dispuestos a tomar Naltrexona si esta les ayudara a reducir el deseo de consumir.

Según los investigadores del estudio, los datos sugieren que es viable, aceptable y tolerable el uso de Naltrexona en este tipo de población.

También observaron una alta aceptabilidad de la pauta intermitente o a demanda.

A pesar de que ha habido otros estudios de farmacoterapia con dosis de tratamiento a demanda entre personas drogodependientes o con desórdenes en el consumo de alcohol, este es el primer estudio que demuestra la aceptación del tratamiento a demanda entre HSH no dependientes del consumo de sustancias.

Fuente: JAIDS Referencia: Santos GM, Coffin P, Santos D et al. Feasibility, acceptability and tolerability of targeted naltrexone for nondependent methamphetamine-using and bringe-drinking men who have sex with men. J Acquir Immune Defic Syndr. 2016 May 1;72(1):21-30. doi: 10.1097/QAI.0000000000000922.



Website Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (JAIDS): http://journals.lww.com/jaids/pages/