¿Quiénes somos?

Tampico-Madero-Cd. Victoria, Tamaulipas, Mexico
Centro Nacional de Capacitación y Educación para la Prevención, Tratamiento y Cuidado del VIH/Sida

¡Bienvenidos!

México


Espacio de Intercambio de Información, para Promover la Asistencia y Atención Médica en Instituciones de Salud y Asociaciones Civiles de Respuesta al Sida, con Marco de Lineamientos en Derechos Humanos.

Así como Promover, Difundir y Aplicar los Programas que las Instituciones Públicas y Privadas, Nacionales e Internacionales, y que Favorezca la Restitución, Atención y Tratamiento de las Personas con VIH/Sida.

Fortaleciendo así la Capacidad Médica Integral.

miércoles, 1 de junio de 2016

¿Qué Hombres Gays y Bisexuales se Beneficiarían más de la PrEP?

Un análisis del ensayo PROUD trata de identificar los potenciales candidatos a esta herramienta de prevención del VIH.

Un nuevo análisis del estudio PROUD ha identificado las características de los hombres gays y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) que tendrían más probabilidades de beneficiarse de la profilaxis preexposición al VIH (PrEP).

Los resultados de este análisis fueron presentados en el transcurso de la conferencia de la Asociación Británica del VIH (BHIVA, en sus siglas en inglés), que tuvo lugar recientemente en la ciudad de Manchester (Reino Unido).

De acuerdo con los resultados, la población que más se beneficiaría de esta nueva herramienta preventiva serían los HSH con infecciones de transmisión sexual rectales y aquellos que practican sexo anal receptivo sin protección con múltiples parejas sexuales.

El estudio PROUD contó con la participación de 544 HSH y mujeres transexuales que acudían a clínicas inglesas de salud sexual.

Los participantes fueron distribuidos de forma aleatoria en dos grupos, de modo que a los participantes del primero se les facilitó la combinación de Truvada® (tenofovir/emtricitabina) de forma inmediata, y a los integrantes del segundo grupo se difirió la administración de la PrEP un año más tarde.

A todos los participantes se les suministraron preservativos, orientación para prácticas sexuales más seguras y control de ITS.

El estudio fue suspendido por el comité de seguridad al comprobar que las personas en las que se difería el inicio de la profilaxis tenían un mayor riesgo de infección por VIH que las que lo hacían de manera inmediata.

En el grupo de tratamiento inmediato se produjeron 3 infecciones frente a 20 en el grupo diferido, lo que supuso una reducción del 86% del riesgo de infección por el VIH entre las personas que tomaron la profilaxis desde el inicio.

En el presente análisis, los investigadores centraron su atención en los participantes del grupo diferido que se infectaron por el VIH.

El objetivo del análisis era identificar las características de los hombres que tendrían un riesgo elevado de VIH y que más se beneficiarían de la PrEP.

Los investigadores consideraron las características basales entre las que se incluyeron el diagnóstico de ITS rectales, el número reciente de parejas sexuales con las que se había practicado sexo anal receptivo sin protección, el uso de drogas durante las prácticas sexuales y el uso de profilaxis post-exposición.

Se incluyeron en el análisis 253 de los 269 hombres gais y otros HSH asignados al grupo de profilaxis diferida; se excluyeron del análisis a 13 hombres por falta de seguimiento en los resultados de la prueba del VIH; 2 participantes por estar inscritos en varios de los centros que participaban en la investigación; y 1 participante al que se detectó el VIH en la visita inicial.

Todas estos individuos supusieron un total de 220 persona-años de seguimiento.

Se produjeron 20 infecciones por el VIH lo que implicó una tasa de incidencia de 9,1 por 100 persona-años.

Las características basales que se asociaron de forma significativa con un diagnóstico de VIH fueron tener una ITS rectal (p=0,01) y haber mantenido de forma reciente sexo anal receptivo sin protección con 2 o más parejas (p=0,02).

De entre los 20 hombres que adquirieron el VIH, 12 habían tenido una ITS rectal en el inicio del ensayo –lo que supuso un total de 69 persona-años de seguimiento y una tasa de incidencia del VIH de 17,4 por 100 persona-años–; 18 hombres habían mantenido sexo anal sin protección de manera reciente; y 6 hombres habían mantenido sexo anal receptivo sin protección con 2 o más parejas –lo que supuso un total de 132 persona-años de seguimiento y una tasa de incidencia de 13,6 por 100 persona-años–.

El análisis halló que la incidencia fue también más elevada en hombres que comunicaron haber utilizado el uso de profilaxis post-exposición (12,5 por 100 persona-años) y realizado chemsex (11,6 por 100 persona-años), sin embargo, estas dos tasas de incidencia no se mostraron estadísticamente significativas.

Los hallazgos de este análisis arrojan más luz sobre las características de las personas candidatas a recibir la PrEP y que deberían tenerse en cuenta tanto en las recomendaciones de las guías clínicas como en la información proporcionada por médicos y counsellors sobre las diferentes opciones preventivas –incluida la PrEP– para reducir el riesgo del VIH.

Referencia: Desai M et al. Baseline Predictors of HIV Infection in the no-PrEP Group in the PROUD trial. 22nd Annual Conference of the British HIV Association(BHIVA 2016). Manchester, April 19-22, 2016. Abstract O24.



Website Aidsmap: